PortalFitness.com - El portal de Fitness más visitado de habla hispana

Iniciar Sesión | Registrarse | Tablas de Peso | Artículos | Videos | Nutrición

Foros | Tests  | Tablas Calorías  | Cursos Gratuitos  | Descargas Gratuitas



El juego es algo serio. El juego es salud, con el juego no se juega.

Autor: Oscar Incarbone - 3/22/2012 - 4150 lecturas.


Considerar que el juego es un fenómeno marginal de la existencia humana, que nada tiene que ver con las cuestiones serias e importantes de la vida, que no está ligado a una construcción en valores y que como tal, es únicamente una expresión, un suplemento de la existencia que sólo aparece ocasionalmente, es no comprender su verdadera y total dimensión, pues ella está íntimamente ligada al desarrollo de la vida y de la integración en la sociedad de todo ser humano.
 
Es el momento del juego, de ese juego que contenga placer y libertad. Para poder lograr esta empresa, la esencia del juego no debe buscarse en sus resultados, sino en su expresión como conducta humana.
 
 “Con el juego no se juega”, esta frase, además de ser un ingenioso juego de palabras y una fina humorada, encierra una gran verdad. 
 
Domingo Blázquez Sánchez opina que “estudiar en el niño el desarrollo de sus funciones sin tener en cuenta el juego, sería descuidar su pulsión interna, por la cual el niño mismo moldea su propio futuro, o que “no se debería decir que un niño solamente crece, sin relacionar este crecimiento con el juego.” 
 
Todo el mundo juega. Desde esta afirmación se desprende que el juego no sólo forma parte de la vida de los niños sino que todas las personas, cualquiera sea su edad, juegan –o deberían hacerlo– ya que jugar es divertirse, recrearse, comunicarse con los demás, encontrarse con uno mismo y ofrece muchas otras bondades y hoy ya con evidencia científica disponible una clara promoción del movimiento hacia la salud, en una franca lucha contra el sedentarismo. Por esta misma razón no puede asegurarse que sus alcances estén relacionados sólo con un determinado momento evolutivo. Por el contrario, trasciende cualquier intento de reduccionismo y va de la mano con el desarrollo de la persona, como ser íntegro. Si se quiere simplificar el término a una forma más amplia y popular, el solo hecho de poder jugar es síntoma de buena salud.
 
En consecuencia esta actividad, es algo mucho más importante que un “simple juego” contiene elementos importantísimos, con implicancias físicas, psicológicas y sociales, que, bien aprovechadas por los docentes, padres, contribuyen enormemente al correcto desarrollo de los seres humanos y perduran a todo lo largo de sus vidas.
 
¿Entonces, qué es lo que ocurre con nuestra sociedad, que excluye al mundo del juego verdadero o impone sus propios juegos por cuestiones de mercado?
¿Qué pasó con los juegos tradicionales?
¿Por qué el adulto ya casi no juega…..?
 
Con las respuestas que cada uno pueda dar a estas cuestiones, debemos alentar el juego desde las edades tempranas. El niño es capaz de reconstruir ese momento en el cual puede liberar todas sus tensiones y puede viajar al encuentro de un mundo que sólo él entiende.
 
Para nosotros –docentes y padres– el desafío es entender cuál es el camino, cuáles son las puertas que debemos abrir para que el niño logre desarrollar su creatividad, donde ponga de manifiesto todo su potencial, donde la socialización forme parte de ese momento mágico- asociativo y por sobre todo se generen hábitos que perduren para toda la vida.
 
El juego debe ser tomado como algo serio, no como una recompensa o valor agregado de algo. Debemos erradicar el “si no hacés los deberes, no vas a jugar”. ¿A quién le gustó de niño sentir un momento de dolor o de angustia por este planteo? Entonces ¿por qué no le damos al juego el lugar que necesita?
 
Para esto, nosotros los adultos, debemos hacer memoria, buscar la verdadera naturaleza del juego, ese juego tomado como instrumento educativo, no frustrante, como una verdadera misión pedagógica que respete y estimule los verdaderos intereses y necesidades de los niños. Debemos llegar al entendimiento del verdadero juego, con técnicas lúdicas que sirvan para facilitar el aprendizaje, llegar a la esencia del juego, sustentada por su propio valor apoyos estimulados y en convivencia con la propia familia.
 
“...El juego es función, estímulo y formación del desarrollo infantil; porque para el niño es un instrumento de afirmación de sí mismo, que le permite ejercitar sus capacidades físicas e intelectuales, pero también, le ayuda a plantear y resolver sus problemas cotidianos de desarrollo y convivencia.” (Oscar Zapata)
 
Una posible alternativa, una forma de solucionar – aunque sea en parte – el angustioso problema de los niños afectados por esta tremenda crisis global, es volverlos a los juegos, inducirlos y reorientarlos hacia la actividad primigenia y básica de todos los seres humanos. Al juego, ese elemento formador de mente, cuerpo y conexión social. Ese mundo maravilloso de imaginación y solaz que atesoran los niños y que no se puede reemplazar por nada. Ese entrenamiento placentero para hacerlos adultos eficientes en el mañana.
 
Todos los especialistas del mundo coinciden en que el juego – la actitud lúdica – es una parte indispensable del desarrollo humano, que comenzando en los primeros años de la infancia, no se debería abandonar durante el resto de la vida, ahora me pregunto, que se apoyo en investigación al respecto, como podemos ver los mismos juegos sin las variantes y adecuaciones que hoy ya exige el complejo mundo de la niñez del siglo XXI.
 
El juego los retorna a su verdadero mundo interior, el de la imaginación y de las ilusiones, los preserva del agresivo ambiente exterior y, sin aislarlos, los rodea de una atmósfera protectora, que neutraliza, al menos por un tiempo, las angustias, las tensiones y los miedos que el comportamiento de los adultos, hoy tan alterado, les puedan infundir.
Los niños juegan espontáneamente, como una parte natural de sus conductas, juegan aun durante situaciones muy extremas y dolorosas como la guerra, por ejemplo. Los niños necesitan jugar, quieren jugar y disfrutan jugando, pero sin seriedad en el juego por parte de los adultos, recordemos que muchas veces el camino al propio infierno está empedrado de buenas intenciones.
 
Nosotros, los profesionales del mundo de la actividad física y de los juegos sabemos mucho sobre esto, y creo que llegó la hora de que pongamos nuestro talento al servicio de la comunidad.
 
A los sentidos y contenidos de los juegos, que trabajamos permanentemente, habrá que adicionarles en consecuencia, los cambios que están produciendo en las actitudes de los jóvenes hacia los juegos, que son una consecuencia indeseable de la globalización y especialmente del auge de los juegos virtuales. Bryan Cratty ha señalado que si se los deja librados a su propia iniciativa, los niños norteamericanos eligen juegos que requieren cada vez menos actividad vigorosa, a pesar del hecho que presentan necesidades físicas básicas que deben ser satisfechas. Este autor también menciona, que los niños de Noruega muestran esa misma tendencia, lo que confirma lo de la globalización de esta conducta.
 
Por fortuna, en Latinoamérica tal tendencia aún no se ha manifestado masivamente en las comunidades de nivel medio y bajo. Sin embargo, ya se comienza a observar en los niños de nivel adquisitivo o económico–social alto, quienes prefieren pasar largos tiempos con sus juegos virtuales, a poner de manifiesto su potencial físico en juegos motores que demanden sus esfuerzos físicos y como consecuencia, relegando también a la consiguiente interacción social.
 
Como esta tendencia a reemplazar, lo vivencial, lo motor por lo virtual, es  un tendencia evidentemente nociva y potencialmente peligrosa. Por ese motivo es importante que a los niños se les ofrezcan nuevas propuestas que logren capturar o recapturar su interés, presentándoles temáticas actualizadas y metodologías avanzadas, que sean idóneas e inovadoras para alcanzar tal propósito.
 
Lo importante es que los estudios realizados han demostrado que se puede afirmar que los juegos en los que prevalezca la actividad motriz y el contacto con sus pares, contribuyen al mantenimiento de la buena salud de los niños y a su creciente sociabilización, pero además contribuyen eficientemente a que estos logren enfrentar mejor todos los problemas que les trae aparejado el aprendizaje en su actual segmento etario.
 
Desde la década del 50 hasta hoy la humanidad generó y presenció enormes adelantos, especialmente en los aspectos científicos y tecnológicos, que lograron hacer desaparecer enfermedades endémicas milenarias, temidas y letales. El hombre extendió sus dominios al espacio y puso sus pies en la luna, mientras que la histórica máquina de escribir pasó a exhibirse en los museos, desplazada por la hipertecnológica y ultra veloz computadora.
 
En síntesis todo evolucionó, mejoró y se superó, pero el problema de la inmovilidad en lugar de mejorar se agravó y hoy día el diagnóstico es bastante sombrío, el siguiente grafico nos muestra como disminuyo el gasto energético en 90 años.

El Juego es algo serio. Gasto energético diario

Por eso debemos reivindicar y apostar al juego educativo en la infancia, que genere hábitos para el futuro adulto, hábitos que den placer por el movimiento a favor de la salud. Algún día la crisis global actual habrá pasado y ya no será necesario asistir a los niños con juegos cooperativos, juegos inclusivos para él, sus pares y porqué no para su familia toda, inducidos para calmar sus angustias. Pero el juego subsistirá, inducido o no, porque así es el designio natural de la vida.
 
Los niños jugarán, simplemente porque son niños, jugarán por que les gusta... simplemente, ¡jugarán por jugar!

El juego es algo serio

 



Videos de Educación y Pedagogía

Conferencia de Mariano Procopio: Hacia una Educación lúdica y creativa

 

Videos de Fitness y Deportes

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

 

Síguenos en las redes sociales:

 

Síguenos en: Nuestros RSS Síguenos en: Youtube Síguenos en: Instagram Síguenos en: Facebook Síguenos en: Twitter Síguenos en: FeedBurner Síguenos en: Linkedin Síguenos en: Contáctanos

Mas de 20 años de experiencia en:

Páginas en WordPress para Teléfonos

Educación Virtual - Moodle

Páginas Ventas Online

Formulario de Contacto

 

Publicite en Newsletter de PortalFitness.com que llega a 266.000 suscriptos. Más Info