Visita la Tienda de PortalFitness.com | Descuentos especiales a entrenadores y gimnasios | Click Aquí

PortalFitness.com - El portal de Fitness más visitado de habla hispana

Iniciar Sesión | Registrarse | Tienda Fitness Rss de la Tienda de PortalFitnes.com | Artículos Rss de los artículos | Noticias Rss de las noticias | Videos Rss de los videos | Nutrición Rss de artículos de nutrición | Foros Rss del Foro de PortalFitness.com | Red Social Rss de la Red Social de Fitness | Tips Rss de Tips de Fitness | E-books Gratuitos


La Tienda de PortalFitness.com

 
Buscar Productos

 


Síguenos en:

Síguenos en: Youtube Síguenos en: Youtube Síguenos en: Facebook Síguenos en: Linkedin Síguenos en: Twitter Google+

 

Instala la Aplicación de PortalFitness.com

Descarga la aplicación de PortalFitness

 

El Proceso de Evaluación en la Etapa de Iniciación Deportiva

Autor: Luis Daniel Mozo Cañete - 1/18/2011 - 4345 lecturas.
Versión para imprimir

Publícalo en tu sitio

Bookmark and Share

Todo proceso racional, hoy día se sustenta en la presencia o manifestación dentro del mismo, de funciones como la planificación, organización, dirección, control y evaluación, en aras de garantizar su propio éxito, visto éste como la consecución de los objetivos trazados a partir de su concepción.
 
Aunque sí bien es cierto que todas y cada una de estas funciones, tributan directamente a la obtención de forma coherente de las finalidades o aspiraciones concebidas, en esta ocasión se centrará la atención hacia una de ellas que en opinión de este autor, se encarga de imprimir a cualquiera de los procesos donde se manifiesten éstas, el carácter cíclico del mismo: La evaluación.
 
¿Cómo transmite la evaluación la ciclicidad a cualquier proceso donde se manifieste la misma?
 
Sí tomamos como punto de partida el basamento de que a partir de los resultados obtenidos de la aplicación de la evaluación, se puede y se debe perfeccionar el proceso, interpretándose de esto, el reinicio del mismo desde una nueva perspectiva o visión, no hay margen a dudas acerca del carácter cíclico que le imprime la mencionada función a cualquier proceso donde participe la misma, es decir la evaluación marca el punto de culminación pero a la vez el inicio de un nuevo ciclo, el cual debe caracterizarse por la presencia de índices cualitativos superiores.
 
El fenómeno evaluativo, asume, determinadas particularidades, en correspondencias éstas, con el objeto o proceso que se pretende evaluar, como es el caso del Entrenamiento Deportivo, clasificado como un proceso pedagógico de carácter especial, dadas las dimensiones (alcances) y la forma de manifestación de las funciones, educativas – instructivas y de aprendizaje; de ahí que la evaluación de las mismas, también se visualice de igual manera.
 
Al respecto veamos la opinión de algunos autores con relación a este singular fenómeno.
 
El proceso de evaluación implica la medición y valoración de determinado aspecto en comparación con un parámetro de referencia. Todo proceso educativo o de entrenamiento requiere de una evaluación para objetivar las condiciones actuales, realizar un diagnóstico, proponer objetivos, programar conductas y luego ejecutarlas para modificar el proceso. En el deporte de alta competencia, la evaluación ideal debe ser interdisciplinaria. Fuente: http://www.deporteymedicina.com.ar/evaldeport.htm
 
López 1987. La evaluación la considera “como un proceso, que parte de la definición misma de los objetivos y concluye con la determinación del nivel de eficiencia del proceso docente - educativo dado por la medida en que se lograron los objetivos trazados previamente” (*).
 
Harre, 1989. La planificación y evaluación del entrenamiento y de las competencias constituyen una unidad dentro del marco de la dirección del proceso de entrenamiento por parte del entrenador y del instructor. La evaluación además de servir para el control de la realización del plan tiene como función primaria determinar el grado de eficacia de los métodos y medios de entrenamiento aplicados. Condición previa para esto, es que se anote en protocolos de entrenamientos realizados, así como los rendimientos, en los mismos de control y los competitivos (*).
 
Zatsiorski, 1989. Se denomina evaluación a la medida unificada del éxito en una tarea determinada (*).
 
Zamora, 1998. La evaluación es un proceso vinculado al logro de los objetivos, en el que se incluyen los controles como medios para obtener los resultados de la muestra y las clasificaciones como la forma convencional para expresar los resultados y clasificarlos en categorías.
 
García, Navarro y Ruiz, 1998. La evaluación deportiva, posee cuatro momentos fundamentales:
 
No. 1. Evaluación del control de las cargas de entrenamiento (diario control individual de las cargas a las que se someten los atletas).
 
No. 2. Evaluación del modelo competitivo (en la actividad física y el deporte existe la praxiología, plantillas que cuantifican el comportamiento del deportista durante la competición, a través de las Estadísticas Deportivas).
 
No. 3. Evaluación del control de la evolución de la capacidad de rendimiento. Diferentes test de campo o de laboratorio que se utilizan para evaluar las facultades (capacidad física, habilidades técnico - tácticas, preparación técnica y experiencia) y la disposición para el rendimiento en los atletas: motivaciones personales.
 
No. 4. La evaluación final del proceso de intervención. Se refiere a una evaluación integral del proceso de entrenamiento deportivo que permita controlar, sacar conclusiones al proceso y finalmente direccionar el próximo proceso, debe incluir controles pedagógicos (test) controles médicos, autocontrol de los atletas e información científica (*).
 
(*) Tomado de Jorge Michel Ruiz Cañizares Fuente: http://www.umcc.cu/gestacad/monos/2007/
 
La Evaluación en el Proceso de Enseñanza – Aprendizaje. Blázquez D.; Anguera. 1997 y Blanco, A. 2000.
 
... La evaluación comprende uno de los componentes más importantes del proceso docente - educativo, dígase entrenamiento deportivo, iniciación deportiva, o proceso de enseñanza - aprendizaje, no es posible realizar dicho proceso sin al menos conocer cómo evolucionan los alumno/as.
 
Los alumno/as deben ver la evaluación como su informador, para poder corregir sus dificultades, por lo tanto ellos la han de considerar en principio, en el sustento diario para avanzar hacia metas superiores y lograr alcanzar los objetivos. En tanto que el profesor/a, emite un juicio de valor cualitativo o cuantitativo, tratando siempre de estimular al alumno/a.
 
No se trata de hacer del proceso docente - educativo, un accionar de contenidos, objetivos, métodos y evaluaciones, para que los alumno/as sólo se concentren en lo que tienen que vencer, pues la cuestión es desarrollar valores, habilidades y capacidades sin que apenas estos sientan que están presionados en el logro de un fin.
 
La evaluación permite emitir un juicio de valor, en el que plantear una nota, no constituye lo primordial, basta con un gesto afirmativo con la cabeza, o verbalmente estimular la acción, un aplauso, o abrir los brazos en señal de alegría de que el alumno ha realizado bien la tarea, esto puede ser más educativo que dar una nota...
 
Evaluación, Técnica, Táctica y Estratégica. Javier Sampedro.
 
 
Entendemos por evaluación deportiva la obtención de información útil, para valorar la técnica, la táctica y la estrategia en el deporte. Es importante comprender el término " valoración " ya que toda evaluación lleva implícita una opinión o juicio, más o menos objetivo dependiendo de las mediciones que se realiza, siendo por tanto aproximativa.
 
En nuestro caso, la evaluación irá referida a algo (programa de las distintas capacidades, realización de las diferentes habilidades) y alguien (jugadores principalmente y entrenador).
 
Otro objetivo de la evaluación es el reconocimiento de los fines perseguidos (diferencia entre lo presupuestado y lo realizado).
 
Contenido de la Evaluación.
 
La evaluación puede abarcar:
 
a) ¿El qué?
 
Tareas, contenidos o parte curricular que los jugadores realizan para obtener los fines perseguidos y
 
 b) ¿El cómo?
 
Método o forma metodológica de implementar el aprendizaje en el entrenamiento.
 
Justificación de la evaluación.
 
  • Nos da un convencimiento y valoración de resultados.
  • Nos permite referenciar y comparar.
  • Nos deja intervenir en los diferentes aspectos constitutivos del aprendizaje y el entrenamiento.
  • Permite buscar mayor calidad y rendimiento para la enseñanza y el entrenamiento.
  • Ayuda y estimula al jugador y al entrenador para mejorar los rendimientos.
Contenido a evaluar en el Rendimiento Deportivo.
 
La evaluación de contenido clásico todavía vigente en ciertos aspectos atenderá a medir y posteriormente valorar las áreas que tradicionalmente son.
 
Área Condicional.
 
a) Evaluación de la Preparación Física.
 
Área Coordinativa.
 
b) Evaluación de las Habilidades Deportivas.
 
Área Cognitiva.
 
c) Evaluación del Aspecto Táctico.
 
Área Estratégica.
 
d) Evaluación del Aspecto Estratégico del Juego.
 
La Formación Deportiva Inicial, como proceso pedagógico especial, se orienta hacia la formación integral del educando – deportista, entendida ésta como el desarrollo armónico y equilibrado de capacidades físicas - motrices, funcionales e intelectuales, a las cuales se adicionan los hábitos de conducta social y en específico la actitud hacia la práctica sana de actividades físico – deportivas, por lo que los indicadores objeto de evaluación en esta tapa deben estar en correspondencia con la mencionada orientación.
 
La emisión de un criterio valorativo (evaluación), ya sea de forma cuantitativa o cualitativa, acerca de cómo los alumnos - deportistas han asimilado los diferentes componentes del proceso de Formación Deportiva Inicial, se constituye en una necesidad vital para el desenvolvimiento de forma óptima de este proceso, pues garantiza a través de los resultados de ésta, la consolidación y perfeccionamiento de las experiencias (conocimientos), adquiridas por parte de los deportistas principiantes o noveles.
 
Expresado de otra forma acá se enmarcaría el carácter educativo, de la evaluación como proceso que ha de ser conducente a la generación de una reflexión crítica objetiva en cuanto a su desempeño, el resultado obtenido y cómo superarlo, creándose así una especie de plataforma desde la cual se facilita la asunción de una conducta diferente por parte del evaluado relacionada fundamentalmente al proceso de preparación para asumir futuras evaluaciones.
 
El éxito de las evaluaciones depende de múltiples factores, dentro de los cuales destacan los principios metodológicos para la aplicación de las mismas. Adaptado, Labarrere, 1991.
  • Sistematización de la Evaluación.
 
  • Carácter Objetivo de la Evaluación.
Sistematización de la Evaluación.
 
Para que cualquier forma de evaluación, termine siendo lo suficientemente efectiva, deberá cumplir inicialmente con el requisito de ser sistemática, es decir realizarse en forma periódica, de modo tal que se disponga de información actualizada en cuanto al desarrollo del proceso de preparación deportiva, la misma que coadyuva al mejoramiento constante de cada uno de los componentes que se manifiestan al interior del mismo.
 
La aplicación de evaluaciones frecuentes, se convierte en una exigencia perenne tanto para el deportista como para el propio entrenador en la aspiración implícita de ambos en torno al perfeccionamiento de sus respectivos accionares.  
 
Carácter Objetivo de la Evaluación.
 
La evaluación debe ser real, exacta y en correspondencia total con los contenidos y las formas en que se han desarrollado éstos durante el proceso de preparación.
 
Evaluar lo que no se ha trabajado o se ha hecho de forma no equivalente con el modo de evaluar es contraproducente al proporcionar una información desvirtuada del proceso, lo cual no permite que se puedan emprender caminos coherentes hacia el perfeccionamiento.
 
Tomando como referencia todos estos aspectos es que se propone el siguiente Sistema Integral de Indicadores, para la realización de Evaluaciones en la Etapa de Iniciación Deportiva.
 
Propuesta de Sistema de Indicadores para la Aplicación del Proceso de Evaluación Integral en la Etapa de Iniciación Deportiva.
 

CAPACIDAD FUNCIONAL (FISIOLÓGICA).

CAPACIDADES FÍSICAS.

HABILIDADES MOTRICES DEPORTIVAS (TÉCNICA).

CONOCIMIENTOS TEÓRICOS ASOCIADOS AL DEPORTE.

ACTITUD ANTE LA PRÁCTICA DEPORTIVA.

PARTICIPACIÓN EN COMPETENCIAS.

 
Evaluación de la Capacidad Funcional (Fisiológica).
 
Es de suma importancia, ya que se utiliza para valorar el comportamiento de la adaptación funcional a las actividades físico - deportivas de carácter sistemático por parte del organismo, durante un tiempo generalmente prolongado (preparación de carácter perspectivo o a largo plazo). Aquí resulta imprescindible centrar la atención en las características evolutivas de cada período de edades, para de hecho tener una información más exacta en torno a las posibles reacciones o efectos del trabajo en el organismo.
 
La evaluación fisiológica en las actividades físicas - deportivas posee un gran número de formas de realización en correspondencia con el patrón que se desea controlar y los sistemas participantes. Uno de los sistemas a los que más pruebas funcionales se le aplica por su grado de implicación en todas las actividades físico - deportivas es al aparato cardiovascular. Una de las formas más sencillas relacionadas a la evaluación en cuanto a las respuestas de este sistema y no por ello carente de cientificidad, resulta la valoración (después de realizado el correspondiente control), en cuanto al comportamiento en las diferentes partes de la clase o sesión de entrenamiento, de la frecuencia cardiaca de los alumnos - deportistas, información ésta que permite valorar instantáneamente como se va comportando la adaptación funcional ante la realización de las diferentes actividades asignadas para cada parte de la clase, así como la recuperación después de realizadas cada una de éstas. El comportamiento de la recuperación le permite al profesor – entrenador realizar las adecuaciones pertinentes al trabajo planificado para la unidad o sesión de entrenamiento. Las evaluaciones funcionales, garantizan la preservación tanto de la salud física – motriz, orgánica como mental de los estudiantes – deportistas. Cada tipo de evaluación posee su escala en correspondencia con el indicador fisiológico que se pretenda evaluar, el mismo que también se adecua a las características orgánicas del grupo de edades con el cual se trabaja, así como a la modalidad deportiva y los diferentes componentes de la carga de entrenamiento que se utilizan en cada sesión o la propiacompetencia.
 
Evaluación de las Capacidades Físicas.
 
La evaluación de las capacidades físicas se basa fundamentalmente en resultados cuantitativos para valorar el grado de desarrollo que en cada una de ellas alcanza los alumnos - deportistas. Mediante la medición se controlan los resultados que en el desarrollo de las capacidades físicas se van obteniendo, mientras la valoración del resultado se realiza a través de la comparación, la cual puede ser de dos formas: la comparación con el propio resultado anterior del estudiante – deportista y la comparación de sus resultados con una norma a vencer, en correspondencia con las características del deporte que se práctica y la edad del deportista.
 
Evaluación de las Habilidades Motrices Deportivas.
 
Mediante la observación pedagógica de los movimientos, el profesor determina el grado de desarrollo que alcanza el alumno en determinadas acciones motrices, a los efectos evaluativos. Esto implica una gran responsabilidad, ya que mediante los resultados de la evaluación va ir estableciendo las correcciones y modificaciones que hay que hacer en el proceso de enseñanza para la formación y desarrollo adecuado de las habilidades motrices deportivas, inherentes al deporte en cuestión.
La observación del desarrollo de las habilidades que realiza el profesor - entrenador a los efectos evaluativos, se apoya en tres indicadores cualitativos de los movimientos que son: fluidez, errores técnicos y efectividad. Estos indicadores deben estar recogidos en el denominado Protocolo o Guía de Observación.
 
Un aspecto de singular importancia a tener en cuenta en la evaluación de las habilidades motrices – deportivas, es la determinación lo más exacta posible por parte del entrenador de la fase de formación y / o desarrollo en que se encuentran las mismas, de forma tal que los criterios y exigencias evaluativas, se encuentren en equivalencia con las características del estadio determinado.
 
Al respecto, sería conveniente delimitar estos estadios y sus características más distintivas.
 
Etapas por las cuales transita la formación y desarrollo de las Habilidades Motrices Deportivas. Ruiz, 1989.
 
I Etapa: Dominio inicial de los fundamentos generales del ejercicio como un todo.
 
La tarea principal de esta etapa está relacionada con la elaboración de una representación correcta del ejercicio; es decir, que el estudiante – deportista gane en calidad sobre el curso de los movimientos y logre la asimilación del esquema del ejercicio. La formación de las representaciones es un primer paso vital para el aprendizaje motor.
 
II Etapa:Diferenciación y apropiación de las partes del ejercicio y la integración progresiva de éstas hasta conformar un todo (período analítico – asociativo – sintético).
 
En esta etapa la tarea fundamental está relacionada con la necesidad de que elestudiante – deportista encuentre y ejercite los movimientos más efectivos que componen la tarea motriz hasta eliminar los movimientos innecesarios. Aquí el profesor desempeña un papel muy importante en la tarea de hacerles conscientes a los alumnos de sus errores y las formas de regulación o corrección de éstos para lo cual se apoya en métodos como: la explicación, demostración e ilustración de la acción en su conjunto y en cada una de sus partes que la conforman.
 
La organización de la enseñanza se desarrolla por lo tanto en esta etapa en tres períodos.
 
  • Analítico: Fracciona la ejecución en las fases fundamentales de la habilidad y las hace conscientes. Por lo general se inicia la enseñanza por la fase principal del movimiento, a continuación la fase preparatoria y por último la fase final.
  • Asociativo:Logra establecer las relaciones efectivas entre una y otra fase, enlazando paulatinamente los elementos que conforman la tarea motriz.
  • Sintético: Integra todos los elementos que conforman la tarea motriz.
 
III Etapa: Consolidación y profundización de la habilidad motriz deportiva.
 
En esta etapa la tarea principal está relacionada con el proceso de consolidación y profundización de la habilidad con la asimilación y depuración de los detalles de una ejecución coordinada de la acción motriz, más armónica, precisa y dirigida a su objetivo. La consolidación de las habilidades motrices deportivas adopta dos formas básicas.
 
  • Ejercitación: Es la realización repetida del ejercicio y actividades físico – deportivas que contribuyen al mejoramiento de los hábitos y habilidades de los alumnos - deportistas.
  • Profundización: Se establece en la medida que se planteen exigencias constantes y crecientes a la actividad del alumno - deportista.
Evaluación de los Conocimientos Teóricos.
 
Esta debe realizarse a través del control diario donde el profesor - entrenador puede ir evaluando de manera concreta la asimilación de los conocimientos teóricos inherentes a su actividad deportiva específica por parte de los alumnos - deportistas. En este sentido es completamente factible el uso de varias vías como son: las preguntas orales, la asignación de tareas de dirección dentro de la clase o en alguna competición, todas ellas en correspondencia con las posibilidades reales de los alumnos - deportistas. Este indicador de evaluación favorece el afianzamiento de los conocimientos relacionados al reglamento de la disciplina deportiva que se práctica, conjuntamente con la apropiación de la técnica y los primeros elementos de la táctica, todo lo cual coadyuva al alcance de una mayor predisposición e identificación del deportista con su actividad, precedente idóneo para la obtención de óptimos rendimientos en el futuro.
 
Evaluación de la Actitud del Alumno ante la Práctica Sistemática de las Actividades Físico – Deportivas.
 
Se apoya igualmente en la observación cualitativa que realiza el profesor en torno a los niveles de predisposición positiva que manifiesten sus alumnos relacionados a la participación en las diferentes actividades programadas, para lo cual es determinante la capacidad creadora del profesor - entrenador en función de motivar a sus deportistas en cuanto a la intervención por parte de éstos en las diferentes actividades. En este sentido es bien importante brindar al deportista, la posibilidad para que desempeñe algunas responsabilidades, como monitor o árbitro, de forma tal que se pueda valorar su actitud para poder conducir en un determinado momento al grupo.
 
Por otra parte el profesor - entrenador debe tener presente la estimulación moral y el reconocimiento ante todo el grupo a todas las actuaciones destacadas, así como por el contrario señalar de manera crítica cualquier actitud negativa dentro de su clase sin que dicho señalamiento se convierta en una agresión que lacere la personalidad del educando - deportista.
 
Un elemento de vital importancia para el desarrollo de actitudes positivas en el alumno, es la ejemplaridad del Profesor en el desempeño de cada una de sus actividades dentro y fuera del entorno deportivo.
 
Participación en Competencias.
 
Lo que se pretende es que el niño – deportista, haga uso efectivo de las capacidades y habilidades adquiridas desde el punto de vista físico – funcional, motriz y psicológico, durante su preparación en el momento de la confrontación deportiva, la cual se constituye en una situación de carácter extraordinario para él, al convertirse en un compromiso social y consigo mismo.
El profesor – entrenador debe acentuar la importancia de la competencia desde el punto de vista educativo y no hacia el resultado propiamente dicho, remarcando aspectos tan importantes como la predisposición positiva por participar, la fraternidad y el respeto por el adversario, así como la competencia honesta.
 
De igual forma se debe incentivar la utilización de todas las fuerzas y reservas del deportista por alcanzar la victoria, frente a sus adversarios, enseñándole al mismo tiempo cómo controlar sus emociones, a la vez que se le estimula la adopción de una actitud a sobreponerse a las dificultades que puedan presentarse en el entorno competitivo, incluida la derrota.
 
El profesor – entrenador debe enseñar a sus deportistas a realizar un análisis crítico de su participación en las diferentes competencias, de forma tal que tanto las victorias como las derrotas se conviertan en un Aprendizaje Significativo de cara al futuro.
 
En la Etapa de Iniciación Deportiva, el número de competencias debe ser reducido, no excediéndose de un total de cuatro (4), durante el año, entre preparatorias y la considerada como fundamental, todas las cuales deben estar en correspondencia en cuanto a sus exigencias se refiere con el nivel de desarrollo que se manifiesta en esta fase o etapa de formación.
 
Recomendaciones Metodológicas Generales para la Aplicación de Evaluaciones durante la Etapa de Iniciación Deportiva.
 
-                      La evaluación debe objetiva, es decir debe estar en correspondencia con los contenidos deportivos desarrollados.
 
-                      Debe tener un carácter sistemático.
 
-                      El deportista debe tener conocimiento con antelación respecto al momento y la forma en que será evaluado.
 
-                      Antes de iniciar la evaluación se explicará al deportista el o los objetivos de la misma, en qué consistirá y cuáles serán los criterios de evaluación.
 
-                      Al concluir la evaluación, el entrenador, realizará en forma conjunta con los deportistas un análisis de la misma, señalando tanto los aspectos positivos, como negativos, recomendando a su vez las acciones ha seguir para el perfeccionamiento del desempeño logrado.
 
Bibliografía Consultada.
 
1.              Mozo, L.D. 2002. Nuevas Perspectivas Científico – Pedagógicas para la Actividad Física y Deportiva en Bolivia. Editora Unión Boliviana. Cochabamba, Bolivia. 115 p.
2.              Mozo, L.D. 2006. El Proceso de Entrenamiento Deportivo desde una óptica científica. Centros de Estudios Transdisciplinarios Bolivia. Cochabamba. Bolivia. 131 p.
3.              Mozo, L.D. 2010. La Iniciación Deportiva. Reflexiones y Propuestas. ASCADE S.R.L. Cochabamba. Bolivia. 90 p.
4.    Ruiz, et al. 1989. Metodología de la Enseñanza de la Educación Física. Editorial Pueblo y Educación. Ciudad de la Habana. Cuba. 2T.
 
Sitios Web Consultados.
 

Comentarios



Tienda de PortalFitness.com - Tel.: (34) 951 23 65 07 / 674 240 234
Catálogo
Vinilo
Desde € 3,20
Discos de hierro y caucho
Desde € 4,20

Steps

Desde € 29,90

Pilates Reformer

Desde € 2535
Mancuerneros
Desde € 799
Descuentos especiales a gimnasios, centros wellness, estudios pilates y entrenadores

 

Publicite en Newsletter de PortalFitness.com que llega a 266.000 suscriptos. Más Info