Visita la Tienda de PortalFitness.com | Descuentos especiales a entrenadores y gimnasios | Click Aquí

PortalFitness.com - El portal de Fitness más visitado de habla hispana

Vinilo
Desde € 3,20
Discos de hierro y caucho
Desde € 4,20

Steps

Desde € 29,90

Pilates Reformer

Desde € 2535
Mancuerneros
Desde € 799
Iniciar Sesión | Tienda Fitness Rss de la Tienda de PortalFitnes.com | Artículos Rss de los artículos | Noticias Rss de las noticias | Videos Rss de los videos | Nutrición Rss de artículos de nutrición | Descargar Música Rss de Descargas legales y gratuitas de música | Foros Rss del Foro de PortalFitness.com | Red Social Rss de la Red Social de Fitness | Tips Rss de Tips de Fitness | E-books Gratuitos


  Bookmark and Share


Fitness10.com Shop

 
Buscar Productos


Síguenos en:

Síguenos en: Youtube Síguenos en: Facebook Síguenos en: Feedburner Síguenos en: Linkedin Síguenos en: Twitter Google+

 

ACTIVIDAD FÍSICA Y ADULTO  MAYOR

Prof. Horacio Lara Díaz (Chile)

INTRODUCCIÓN: Durante la primera etapa de la humanidad, hace miles de años, cada persona luchaba por subsistir y el Adulto Mayor, salvo honrosas excepciones, casi nunca contaba con la protección de su grupo. Este sector era considerado puente y mediadores entre el mundo de los vivos y el de los espiritus.  Se le atribuían poderes sobrenaturales y eran los que dirigían los ritos y ceremonias en la comunidad.

El “anciano” era valorado y respetado por los conocimientos y experiencias acumuladas, y como oradores portadores de las costumbres y tradiciones de su comunidad.

En esta época el Adulto Mayor, tenía autoridad, bienes, poder y prestigio social en su calidad de chamanes, caciques de tribu o jefes de familia.  Eran tiempos en los cuales se valoraba toda la riqueza, en cuanto a conocimiento, que se había adquirido durante la vida, especialmente de conocimientos y el Adulto Mayor ocupaba el lugar privilegiado dentro de su núcleo.

También en esta época los ancianos hombres eran más valorados que las ancianas mujeres, las cuales eran relegadas a un segundo plano. Actualmente en muchos lugares del mundo se viven condiciones similares; sólo por citar en las selvas del Amazona y del Congo, viven grupos, como los jibaros o los batak, que mantienen muchas de las costumbres antes descritas.

En la Cultura Oriental.  El Continente asiático reúne más de la mitad (58%) de la población mundial. Es reconocido como cuna de grandes civilizaciones y por el respeto y consideración que tiene con los ancianos.  En países como China, India, Japón, Korea, Libano, Irán, Irak, Israel, y muchos otros de los 42 países que integran este Continente, existe una tradición de respeto al conocimiento acumulado por los años y un fuerte sentido de responsabilidad entre padres e hijos.

Los actuales procesos de urbanización y de industrialización, asi como el impacto de los medios de transporte y comunicación, están cambiando las antiguas tradiciones y generando tensiones y situaciones similares a las del occidente.

En la Cultura Occidental.  En los países de Occidente coexiste el estilo de vida tradicional característico de las zonas rurales, y el estilo de vida moderna, característico de las ciudades o metrópolis. En las comunidades rurales tradicionales, las personas mayores están integradas familiar y socialmente.  La situación del Adulto Mayor es más favorable en comunidades campesinas y de artesanos, que en comunidades de pescadores artesanales y de mineros.

En los centros urbanos la familia sigue siendo la principal fuente de atención y apoyo para las personas mayores.  Paulatinamente se están creando alternativas y servicios para evitar la institucionalización de los ancianos.

Los Adultos Mayores, hoy en día, están siendo valorados como recurso humano, como la fuerza dinámica y un potencial en desarrollo.  En todas las partes del mundo, el Adulto Mayor se está constituyendo en un poder, ya sea porque son un importante mercado financiero y de salud, porque el pago de las pensiones amenaza los sistemas de seguridad social, o bien porque constituyen un número creciente de personas que tienen valor político para los dirigentes y los partidos. Este último antecedente, podemos asegurar que en Chile está siendo magníficamente trabajado por los alcaldes y consejales  de la casi totalidad de los municipios que han constituido los Centros de Adultos Mayores Municipales.

I    Situación Demográfica y socio cultural.

     Los últimos estudios demográficos en el mundo, en América Latina y en Chile, en particular, señalan que la población adulta mayor es una población en ascenso en todo el mundo. Ecuador y Chile, así como Europa, Alemania, Francia, son países y continentes que se están envejeciendo paulatinamente.

     En el año 60, Chile y América Latina tenían un promedio de 10% de adultos mayores. Es decir del total de 13 millones, aproximadamente 1.330.000 personas eran mayores de 60 años, y se piensa que para el 2025, el porcentaje será mayor aún, ya se habla de un 15% a un 16%, es decir, en Chile será un poco más de 3.000.000 de habitantes (según la encuesta CASEN-MIDEPLAN 1990) datos confirmado por el censo 2.002.

      Otros datos importantes es que la esperanza de vida en la década de los 50 era de sólo 53 años. En 1990 esta llegó a 72 años como promedio, siendo 75 para las mujeres y 68 para los hombres. Otro aspecto interesante de señalar es que el envejecimiento al interior de la población mayor de 60 años, muestra que un 64% se encuentra en el tramo 60-69 años, y que en el 2000. Esta cifra ha bajado al 59% y la de la población de más de 80 años ha subido de un 6.8% en los 50 a 9.9 en el 2.000.

En cuanto a la distribución por sexo, esta señala que un 44.8 son hombres y que un 55.2% son mujeres entre los gerontes chilenos. Específicamente, en la zona urbana esta distribución es de 57.1% mujeres y 42.9% hombres.

La ubicación geográfica de este sector de la población señala que un 75.5% vive en los sectores urbanos y sólo un 24.5% lo hace en los campos, con el agravante que las proyecciones señalan que esta diferencia se sigue acrecentando. Cada vez más gente de los campos se traslada a las ciudades en busca de mejor calidad de vida o de más oportunidades de trabajo y/ de estudio.

Esta población adulta mayor presenta algunas interesantes características socio-económicas.  Por ejemplo, el 28% vive en el 40% de los hogares de menores ingresos; el 22.7% se encuentra bajo la línea de pobreza, siendo el 30% de ellos indigentes. Por otro lado esta encuesta CASEN señala que del total de la población adulta, el 54,2% son casadas, y que el 29.5% son viudas. Otros datos señalan que aproximadamente un 20% de esta población vive de allegados y que un 80% vive en su casa propia; y que de éstos el 90% la tiene casi totalmente pagada. Alrededor de 235.ooo personas viven en condiciones precarias, esto es un 15% de la población adulta mayor actual.

En cuanto a la situación  previsional, la mayoría de la población adulta mayor del país se encuentra afiliada al Sistema Tradicional de Pensiones, de las antiguas Cajas de Previsión, en cuanto las nuevas generaciones – tramo de los 60 a los 69 años – están mayoritariamente suscritos al nuevo sistema de la Cajas de Compensación   que estipulan que las mujeres en el futuro se jubilarán a los 60 años y los hombres a los 65.

II    EDUCACIÓN DEL ADULTO MAYOR

Mientras la población general de Chile, presenta una media de 9 años de escolaridad como promedio, los adultos mayores alcanza sólo los 6 años. Sin embargo, el 85.% de ellos saben leer y escribir, versus el 95.9% de la población total, y de sólo un 2.8% de analfabetos enla población del tramo 15-59 años.

En el grupo etáreo 60-64 años, la escolaridad es de 6.7%, en tanto en los mayores de 75 años sólo se alcanza un promedio de 4.8 años. Por otro lado, el analfabetismo rural, en

personas mayores de 60 años llega a un 39.8%, mientras que en las poblaciones urbanas desciende a un 12%.

III   SALUD DEL ADULTO MAYOR

Algunos datos proporcionados por el INE señalan que la salud de los senescentes chilenos muestra las siguientes características:

El 65.2% no había presentado enfermedades en los últimos años; y de los que la tuvieron, el 90% presentó o recibió una atención médica adecuada.  El 70% de ellos necesitan medicamentos, pero sólo un 57.7% puede obtenerlos directamente (31.8% los compraron, y un 18% los consigue gratis en los consultorios, y el 10% restante en otros sistemas de seguros). El 77.6 % de la población se atiende por el sistema público (hospitales y consultorios) el resto lo hace en forma privada, a través de las ISAPRES (8.9%), o de Instituciones de las Fuerzas Armadas.

En relación con el tipo de prestaciones que presentan más demanda de parte de los Adultos Mayores, se destacan en orden de importancia; el control preventivo, las consultas por enfermedad o accidente y las consultas de especialidad. No se observan diferencias significativas por sexo ni por grupo etáreo. Según la encuesta CASEN de 1998, el 49.6% de los mayores de 60 años recibe medicamentos en forma gratuita.

En cuanto a las enfermedades, las más recurrentes son las siguientes:

Aparato circulatorio                       17.7%

Sistema ósteo articular                   14.9%

Traumatismos, accidentes

Órganos de los sentidos                  12.%

Otros                                                27%

IV  ADULTO MAYOR  Y TRABAJO.

El 22.2% se declaran activos. Siendo la tasa de desocupación de tan solo un 5.5.% en tanto a la de la población general llegó a un 8.8.%. Sin embargo un 69% de los que trabajan lo hacen sólo parcialmente, y sólo un 39% recibe remuneraciones por ello, el resto lo hace como un aporte al grupo familiar. Del grupo trabajador, un 20 % no tiene contrato de trabajo por ello, siendo esta situación más grave en la trabajadora urbana y en los hombres rurales.

Algunos datos, que en Chile llaman la atención. Del pre censo ( 1.217.576 adultos mayores encuestados ), 151.251 se mostraron económicamente activos, de ellos 139.000 estaban ocupados y 12.000 cesantes. Por otro lado de l.066.325 pasivos, 606.000 eran jubilados o rentistas; 350.094 se dedicaban a quehaceres del hogar (328.000 eran mujeres) ; 34.619 incapacitados permanentes y 3.584 estaban estudiando.

Hay que destacar  que el porcentaje de población adulta mayor ocupada en cargos profesionales y directivos (36.8%) es casi tres veces mayor que la fracción de la población total  ocupada en los rubros mencionados (13.3%).  Esto indica que gran parte de los que siguen trabajando después de los 60 años tienen una capacidad profesional y/o empresarial acumulada en edades más tempranas. Por otra parte, la fuerza de trabajo de la Tercera Edad es proporcionalmente más calificada que la fuerza de trabajo global.

V   ASPECTOS FISIOLÓGICOS DEL ENVEJECIMIENTO

Muchas veces por desconocimiento de la fisiología del adulto mayor, este es sometido a tratamientos innecesarios.  El envejecimiento presenta en los individuos alteraciones naturales que es necesario conocer, para diferenciarlas de aquellas que se producen

en forma patológica.

Algunas características son el aumento de peso, una actitud  postural en que sobresale la flexión, acercándose la cabeza al pecho; se exagera la cifosis dorsal; se inmoviliza la columna lumbar; los miembros pierden movilidad a nivel de codos, hombros, rodillas y articulación coxo femoral. La marcha se hace más lenta e insegura, y los pasos más cortos y titubeantes.

Disminuye la visión y la audición; lo mismo sucede con el tacto, el gusto y el olfato. Esto se debe, específicamente a la degeneración de las terminaciones nerviosas.

5.1.  Aparato Cardio-vascular

El  corazón del adulto mayor sufre varios cambios importantes; se hace menos económico, necesita trabajar más para transportar la misma cantidad de sangre; se hace fibroso, aumenta la cantidad de grasa subepicárdica; hay mayor rigidez en las válvulas cardiacas; hipertrofia ventricular y auricular izquierda; se presentan modificaciones en la circulación coronaria después de los 60 años; la  fuerza y la cantidad de latidos cardiacos disminuye; los extrasístoles se hacen más comunes, la reserva cardiaca baja, el consumo de O2 disminuye.

 Las arterias periféricas se hacen más rígidas, sin que ello implique ateroesclerosis. La aorta pierde elasticidad, la sangre fluye más rápido y, por consiguiente, aumenta la presión arterial.

5.2.  Aparato Respiratorio

En general, se puede decir que los pulmones disminuyen y pierden elasticidad.  También, disminuye la elasticidad de la caja toráxica, debido al depósito de calcio en el sistema osteo-cartilaginoso y a un debilitamiento de la musculatura respiratoria, produciendo con ello una disminución de la ventilación pulmonar.

Mientras en el sujeto joven la capacidad vital media es de 4.500 c.c., en el viejo puede  descender a una media de sólo 2.000 c.c.

En síntesis, el deterioro del aparato respiratorio es progresivo e irreversible en los adultos mayores, y sus características son:

-         carraspeo constante

-         voz quebrada

-         pérdida de la elasticidad toráxica

-         disminución progresiva de la elasticidad de la membrana pulmonar, los alvéolos y los bronquiolos, lo que conlleva dificultad para un suministro adecuado de 02 y la consiguiente eliminación del exceso de CO2.

5.3.  Alteraciones del Aparato neuroPsicomotor

a.       envejecimiento del sistema nervioso. La razón fundamental de este deterioro es la pérdida de 100.000 neuronas diarias, lo que conlleva un enlentecimiento de todas las funciones motoras, sensitivas y sensoriales.

b.      Disminución de las facultades intelectuales. En este aspecto dos son las características:

-         se mantiene la comprensión, la capacidad de juicio, el vocabulario y los conocimientos generales, y

-         se alteran la atención, la concentración, la memoria, la rapidez de reacción y de asimilación.

En general, el deterioro neuropsicomotor se traduce en:

+     alteración de los reflejos a nivel de los huesos y de los tendones;

+     trastorno del equilibrio en posición bípeda;

+     trastorno en el esquema corporal;

+     trastorno en la ejecución de ejercicios;

+     trastorno en el conocimiento del mundo exterior.

5.4.  Sensorialidad

Alteraciones de la vista: implica una pérdida y modificaciones de la visión de cerca, debido a la disminución de la elasticidad del cristalino. Reducción del campo visual.

Alteraciones de la audición: lo que influye tanto en el campo motor como en el ámbito social. Una persona con disminución auditiva, es una persona ansiosa, insegura, que pierde el equilibrio y que por lo tanto tiene problemas para desplazarse. Igualmente los defectos de audición no le permiten llevar una conversación fluida lo que conlleva un aislamiento ya sea por voluntad propia o por reacción de las demás personas.

Alteraciones del gusto y el olfato: Quizás uno de los mayores problemas para el adulto mayor es la perdida del gusto lo que le hace perder interés por ciertos alimentos, y caer en crisis alimenticias y nutricionales.

5.5.  Alteraciones musculares

Las alteraciones musculares producto del envejecimiento, son de tres tipos:

·                  disminución del tono muscular

·                  pérdida de la fuerza

·                  atrofia de la masa muscular

5.6      Alteraciones articulares y óseas

Estas pierden movilidad y elasticidad, haciéndose proclives a las lesiones como consecuencia de la artrosis. La artrosis es la responsable de provocar la desaparición progresiva del cartílago que limita el juego de la articulación, con la consecuente atrofia muscular, debido al dolor; rigidez de ligamentos y tendones conexos; debilitamiento de las propiedades del liquido sinovial.

En las alteraciones óseas, la más característica es la osteoporosis, que es el paso del hueso desde un estado consistente a otro esponjoso, con las consecuentes deformaciones.

Son pocas las personas adultas que se preocupan de cuidar sus huesos. Las mujeres no toman conciencia de los problemas hasta cuando les llega la menopausia o hasta que comienzan a sufrirlos, que puede ser aún antes de este momento fisiológico. O tal vez lo analizan cuando sufren una fractura. El calcio es el elemento fundamental para mantener en forma los huesos, el mayor depósito de este mineral se produce entre los 6 y los 18 años.  Pero generalmente esto es percibido sólo cuando ya adultos se produce alguna fractura en la cadera o en las vértebras, y se diagnostica al paciente una osteoporosis.

Esta enfermedad se presenta como una reducción de la masa ósea de los huesos que se debilitan al punto de quebrarse fácilmente , si bien cualquier hueso puede ser afectado, habitualmente son más susceptibles la cadera y la columna. Para estar más seguro, el médico, generalmente recurre a una densitometría ósea, la que mide la densidad mineral del hueso.

VI    LA ACTIVIDAD FÍSICA COMO PREVENCIÓN DE LA SALUD

La inactividad física hoy día es tan nefasta y cara que ningún país se puede dar el lujo de sostenerla.  Se sabe hoy que ella es constante de muchas de las llamada enfermedades de la civilización moderna o contemporánea. (Sedentarismo, sobrepeso, stress ).

El Dr. Olof  Astrand (1978) decía “ se puede rejuvenecer 15 años haciendo ejercicios”. Esto quiere decir que la actividad física puede colocar más vida a los años. Es decir, mejorar su calidad de vida.

La reflexión es :

¿qué se puede hacer para que esta actividad física sea provechosa para la salud del adulto mayor?

¿Qué tipo de ejercicios o esfuerzos son los más recomendables para los adultos mayores?

¿Quizás si entrenamientos diarios, constantes mediciones, test, una preparación física adecuada en cantidad y calidad, como si fuera a competir o a practicar deportes de rendimiento?

Según el mismo Astrand, una sola cosa es necesaria, practicar actividad física todos los días”.

El hombre de hoy pasa 150.000 horas sentado, la televisión, la mecanización, los medios de trasporte, el, estudio, el descanso, son algunas de sus principales causas. Y su efecto: Alemania gasta 10 billones de marcos en tratamiento y recuperación de enfermedades cardiovasculares. De allí que en el Congreso Brasileño de cardiología se haya insistido en estas indicaciones:

“Medir la presión arterial de vez en cuando, caminar 30 minutos diarios, controlar el peso para no engordar, reducir el consumo de sal, tratar de controlar las emociones”.

Entre las principales actividades físicas recomendadas para el adulto mayor, se encuentran las siguientes:

·                  caminar, nadar, bailar, y andar en bicicleta

·                  secundariamente, trotar y jugar tenis

·                  alejado de lo nuestro: esquiar ( ski de fondo )

Las actividades deportivas SI, siempre y cuando sirvan para:

a.            crear dentro del grupo, una sana emulación, excluyendo el espíritu de competición;

b.            perfeccionar el espíritu de equipo hacia una mejor inserción social.

En general, los deportes deben realizarse de manera recreativa y en la modalidad de Deportes Adaptados ( espacios reducidos, mayor número de jugadores, reglamentos simples y especiales, materiales adecuados (mejores colores, más livianos, etc.)

La Actividad Física del Adulto Mayor debe regirse por ciertos principios entre los que conviene citar los siguientes:

1.      Principio de la Generalidad o Variedad:  cambiar constantemente el tipo de actividad. Por ejemplo: caminar, bailar, nadar, realizar juegos, practicar un deporte recreativo, etc.

2.      Principio del Esfuerzo:  practicar en forma moderada; regirse por el criterio de que el ejercicio físico es bueno para la salud, pero que uno de intensidad superior produce daños, lesiones y trastornos psicológicos.

3.      Principio de regularidad: Como norma 3 a 5 veces por semana y no más de 45 minutos diarios, con un mínimo de 25.

4.      Principio de Progresión : la ley metodológica , de lo simple a lo complejo, de lo fácil a lo difícil; siempre de poco a más.  Aumente ritmo, tiempos y distancias, poco a poco.

5.      Principio de Recuperación. Descanse y duerma bien, después que trabaje, sobre todo si lo ha hecho con mucha intensidad o con más de lo normal.

6.      Principio de Idoneidad.  No haga lo que no sabe, estudie para trabajar con adultos. Un Programa de Adultos Mayores debe decir: SI al aerobismo o a la Resistencia; SI a la Coordinación y a la flexibilidad y a la movielasticidad, y NO a la Velocidad y a la Potencia o Fuerza desmedida e innecesaria. CUIDADO con la Fuerza, algo es necesaria para mantener el tono y evitar las atrofias.

7.      Principio de Individualización.  No hay programa tipo para todos los adultos mayores. Debe respetarse la individualidad. Cada adulto es una historia personal.

VII  BIBLIOGRAFIA

      1.  Dominguez, Oscar       La vejez, nueva edad social. Ed. A. Bello, Santiago. 1982.

      2. Ibarra V. Lucía             Actividades Físicas y recreativas para el Adulto Mayor. Edic. DIGEDER, Santiago. Chile 1996.

      3. Jimenez A. Gladys        Educación Física y Adulto Mayor. Edic. DIGEDER, Santiago. Chile, 1996.

      4.  Lehr, Ursula                 Psicología de la senectud. Herder, Barcelona. 1980

      5.  Lorda, Raúl                  Educación física y recreación para la Tercera Edad, Montevideo, Edic. Dipal. 1987.

      6.   Pont Geis, Pilar           Tercera Edad, actividad Física y Salud. Barcelona.

      7.   Soler, María del C.      Cómo enriquecer la 3ª.edad. Edit. Argos Vergara, Barcelona.

      8.   Varios                           50 años cumplidos. Guía practica de la Tercera Edad. PPC. Madrid, España. 1980.

              TALLER DE ACTIVIDAD  FÍSICA PARA EL ADULTO MAYOR

                Prof.  Horacio Lara Díaz (Chile )

 El Taller intentará llevar a la práctica los conceptos de la Conferencia que le servirá de marco referencial.

INTRODUCCIÓN: Ejercicios de calentamiento, aeróbicos en base a música bailable, caminar, desplazarse, ejercicios de orientación espacial y un juego social.

DESARROLLO:  Fase aeróbica en base a temas musicales en su primera parte y a conciencia del  ritmo de marcha en su segunda parte.

                              Ejercicios de movilidad articular y flexibilidad, con apoyo de implementos tales bastones, toallas, cuerdas.

                              Trabajo de silla para fortalecer la tonicidad muscular, la postura, la flexibilidad y el ritmo de trabajo.

                              Trabajo de fuerza con pequeños implementos y o en parejas, buscando una mayor tonicidad muscular con efecto utilitario.

                               Actividades recreativas grupales con experiencias vividas por los propios participantes. Juegos y otros.

FINALIZACIÓN:  Práctica y discusión de algunas formas de evaluación propias del adulto mayor. Ejercicios de relajación y vuelta a la calma

Materiales:   Globos. Tocacasettes. Cuerdas, Sillas sin pasamanos, Toallas.

 


Publicite en Newsletter de PortalFitness.com que llega a 266.000 suscriptos. Más Info