Visita la Tienda de PortalFitness.com | Descuentos especiales a entrenadores y gimnasios | Click Aquí

PortalFitness.com - El portal de Fitness más visitado de habla hispana

Vinilo
Desde € 3,20
Discos de hierro y caucho
Desde € 4,20

Steps

Desde € 29,90

Pilates Reformer

Desde € 2535
Mancuerneros
Desde € 799
Iniciar Sesión | Tienda Fitness Rss de la Tienda de PortalFitnes.com | Artículos Rss de los artículos | Noticias Rss de las noticias | Videos Rss de los videos | Nutrición Rss de artículos de nutrición | Descargar Música Rss de Descargas legales y gratuitas de música | Foros Rss del Foro de PortalFitness.com | Red Social Rss de la Red Social de Fitness | Tips Rss de Tips de Fitness | E-books Gratuitos


  Bookmark and Share


Fitness10.com Shop

 
Buscar Productos


Síguenos en:

Síguenos en: Youtube Síguenos en: Facebook Síguenos en: Feedburner Síguenos en: Linkedin Síguenos en: Twitter Google+

 

EL ENTUSIASMO

Dra.Patricia Cirigliano
Directora General
Instituto Superior de Educación Física
I.S.E.F.I.Hugo Quinn-A795

http://www.matronatacion.com.ar

Un rasgo de los docentes que lo son, 24 horas sobre 24

No se compra. No se paga. No se puede inventar.  El entusiasmo, ese juego espontáneo del ser en todas sus dimensiones, es una joya cada vez menos corriente. El entusiasta, la entusiasta, pone tanta dedicación y empeño en aquello que los entusiasma, que fácilmente exceden los límites físicos y a menudo los de la razón.

El “para qué” suele ser incontestable. Una respuesta casi prohibida hoy en día: “porque sí”.  En este “porque sí”, sin más explicaciones, la expresión de una decisión rotunda. El resultado de una toma de posición que cambiará difícilmente. Y es claro. No hay razones que puedan inducir a un cambio. Aquel o aquella, actúan “porque sí”. En la educación, nos planteamos (casi rutinariamente) los por qué y los para qué de nuestros lineamientos metodológicos.

Los “con qué” están habituados a los límites, los recortes presupuestarios y los infinitos recursos alternativos del profesor, que igualmente quiere trabajar – y lo logra.  Estos últimos son los “a pesar de”.

Sin embargo, entre tanta organización y preocupación por las unidades, los centros de atención, los recursos, los elementos y el cumplimiento de los objetivos, no se ha dejado, tantas veces, un lugar para el “porque sí”.

El entusiasmo, dicen, como la risa, es contagioso. ¿No será cuestión de programar también, de paso, un macro, un súper, un hiper-objetivo que signifique entusiasmarse? Para el profesor y para los alumnos. Uno mismo con la ventura de ser libre y conducir un grupo hacia las grandes metas de la realización humana.

De todo el universo, se sabe, unos pocos privilegiados hacen “lo que quieren”: es decir, eligen su hacer en la vida.  Se realizan, dicen algunos.

Responden al “vocatto”, al llamado, a la vocación.  Pueden pues, responder.

Vocaciones realizadas, porque Dios quiso, porque la cultura no se opuso, porque los padres (Ah! ¡Los padres!) pudieron lograr que los hijos estudiaran, o investigaran, o aprendieran el oficio.

Los docentes estamos, entre esos privilegiados, los vocacionales con suerte, los que hacen en la vida lo que han querido hacer.

No se es docente por error, sino por vocación.  Al frente de su clase por pequeño o humilde que sea, el docente es tal vez, el último de los creativos al que quizás, algún día, aplaste la mecánica dureza de las máquinas.

Hoy es contacto. Es afecto. S risa y cara enojada. Es el administrador del juego. El que da la mano, el que sostiene. El que aplaude a un niño con el corazón más que con sus manos.

Somos los docentes, más allá de la magritud de los sueldos y las quitas no remunerativas, concientes de nuestra obligación al entusiasmo?

Hace ya muchos años que los docentes estamos tristes y nos sentimos mal porque el prestigio parece haber entrado en un tobogán de caída libre.

El entusiasmo, sin embargo, sigue siendo un rasgo conmovedor y atractivo.

Vieras la maestra, como se preocupa... y pensar lo poco que le pagan! Pero ella es así.

Lo que quiere decir: Así, “porque sí”-

Sin abandonar la búsqueda de las soluciones laborales, la mejor forma de defender la Escuela y el rol profesional, quizás deba articularse, hoy, en ese olvidado “porque sí”. “Porque sí, porque soy docente, veinticuatro horas sobre veinticuatro.”

La apatía de los alumnos, un rasgo criticado por los docentes en las últimas décadas debe ser revertido. ¿Sino se es entusiasta cuando la sangre circula en juventud cuándo se lo será?

Los docentes sabemos que la clase no es alegre si no nos sentimos alegres. Los niños, los adolescentes, son tremendamente perceptivos. ¿Quién puede disfrutar su clase si su profesor no lo disfruta?

Los docentes no somos empleados de oficina, que pueden sin rubor, esconder su desazón o su ira, o su malhumor, realizando igualmente su tarea con eficiencia.

Los docentes, heroicos en nuestro cotidiano enfrentamiento con los directivos, los alumnos y los padres de los alumnos, somos como un espejo. O mejor, una pantalla de proyección expuesta al deseo, las necesidades y los intereses de nuestros alumnos. Y proyectamos, a la vez nuestra propia personalidad y los sentimientos y emociones del momento.

No recitamos una lección de historia ni marcamos lugares geográficos con un puntero electrónico.

Hablamos y gritamos a veces. Hacemos gestos de aprobación o reprobación. Tocamos. Sostenemos. Mostramos si estamos cómodos o incómodos; si tenemos frío o calor; si tenemos sueño o estamos cansados. Si tenemos o no, ganas. Nos movemos en todo tiempo bajo la observación interesada y minuciosa de nuestros jóvenes alumnos.

Sabemos que nos están “estudiando”. Como nosotros a ellos. Que nos están “evaluando”. Como nosotros a ellos.

Que se están entusiasmando, o no, casi con el mismo ritmo con que late  nuestro corazón. Atento, irritado, desganado, aburrido o apasionado.

Los niños y los adolescentes pueden llegar a querernos. Y mucho.

Cuando nos quieren, con algunos de nuestros rasgos de conducta, habrán de identificarse, conciente o inconcientemente.

Quien pudiera regalarles nuestro entusiasmo! Sin escalafón. Sin premio. Con el amor verdadero, totalmente gratuito.

Así, “porque sí”

 


Publicite en Newsletter de PortalFitness.com que llega a 266.000 suscriptos. Más Info