Visita la Tienda de PortalFitness.com | Descuentos especiales a entrenadores y gimnasios | Click Aquí

PortalFitness.com - El portal de Fitness más visitado de habla hispana

Vinilo
Desde € 3,20
Discos de hierro y caucho
Desde € 4,20

Steps

Desde € 29,90

Pilates Reformer

Desde € 2535
Mancuerneros
Desde € 799
Iniciar Sesión | Tienda Fitness Rss de la Tienda de PortalFitnes.com | Artículos Rss de los artículos | Noticias Rss de las noticias | Videos Rss de los videos | Nutrición Rss de artículos de nutrición | Descargar Música Rss de Descargas legales y gratuitas de música | Foros Rss del Foro de PortalFitness.com | Red Social Rss de la Red Social de Fitness | Tips Rss de Tips de Fitness | E-books Gratuitos


  Bookmark and Share


Fitness10.com Shop

 
Buscar Productos


Síguenos en:

Síguenos en: Youtube Síguenos en: Facebook Síguenos en: Feedburner Síguenos en: Linkedin Síguenos en: Twitter Google+

 

RECOGER EL GUANTE

Un desafío impostergable a los profesorados de Educación Física

Dra.Patricia Cirigliano
Directora General
Instituto Superior de Educación Física
I.S.E.F.I.Hugo Quinn-A795

La profunda revolución provocada por la informática y los mass-media sacude el mundo desde hace un par de décadas, pero sus enormes efectos se sienten día por día.

Un nuevo mundo, tejido por redes de alcance planetario, ya interviene en las decisiones de todo tipo y rango.

Desde los más altos logros científicos y técnicos hasta la PC doméstica, el movimiento que este despertar anuncia no parece detenerse.

La educación no es ajena y por tanto los educadores están comprometidos al igual que las políticas de gobierno, los programas y los planes de estudio.

Los alumnos y sus padres son, al fin, receptores de cambios, o intentos de cambio, que pocos alcanzan a dimensionar.

Los institutos de formación docente (dirigentes y conducidos) están en el pico de esa montaña, tal vez sin saberlo del todo.

Dos perfiles, hasta hace poco tiempo claros e inconmovibles, han caído o están resquebrajados y envejecidos: el perfil docente y el perfil del alumnado de los institutos de formación.

No estoy hablando de la letra escrita, donde continúan incólumes las pretensiones bien aceptadas de aquellas facetas del “debe ser” de los futuros profesores.

Me refiero en especial a una realidad casi palpable que involucra por igual a quienes enseñamos y a quienes transitan las aulas y el campo deportivo de los profesorados de Educación física.

Al mismo paso que otros formadores las instituciones que pretenden lanzar al ámbito educativo sus egresados debidamente preparados enfrentan una triple problemática: la ubicación ambigua y a veces descartable de la educación física en el contexto mundial; el campo laborar del país, invadido el mercado por el asalto de numerosos pseudo-profesionales de la educación física y la ausencia de un perfil potente del futuro profesor impulsado por modelos “en ejercicio” desde las propias instituciones de formación

Educación Física y Deportes

Bajo el término “Sports” encontramos una ampliación globalizada que en Europa y EEUU, contiene el área de la educación física dentro del ámbito familiar o escolar, y no se diferencia del ejercicio del deporte, temprano o maduro y muy técnico.

En América Latina, la Educación Física configura aún el ámbito de privilegio para llevar a niños y jóvenes por los caminos pedagógicos a través del juego y el movimiento, la expresión rítmica, la corporal y el deporte.

El idílico “fair play”, ha sido atacado con lamentable éxito por el consumo de anabólicos y otras drogas en busca de la forma física y el récord, y por el criterio comercial del espectáculo, entre otros males menores. 

Sin embargo, la escuela, a través de la educación física que perdura, más o menos maltrecha en este contexto hostil por falta de presupuesto y de instalaciones continúa defendiendo valores que, como el “fair play”, solo se desempolvan a la hora de los Juegos Olímpicos.

Si durante la pre-escolaridad y los primeros ciclos de la escolaridad básica (para usar la novísima denominación) la aceptación infantil favorece al trabajo de profesores y maestros, no pasa lo mismo en los ciclos posteriores.

A nadie escapa que los adolescentes no adhieren, como hasta hace pocos años, a las clases de educación física. A menudo el alumno secundario se aburre en clase.

El adolescente, sobre todo el adolescente de las ciudades tiene hoy otros intereses y sin dudas, otras necesidades.

Profesionales o improvisados cultores de otras ramas que involucran la música, la danza y otras líneas gimnásticas o deportivas captan el interés de los más jóvenes, haciéndoles otras propuestas que evidentemente les resultan más motivadoras que las tradicionales.

No todas las veces, quienes dirigen estas actividades y gimnasios, aún los equipados con máquinas han pasado por las aulas de los institutos de formación de educadores físicos.

La actividad de los instructores profesores no titulados compite, no obstante, con la de los egresados de los profesorados de educación física a pesar que los primeros no han cursado los cuatro azarosos y exigentes años de la carrera con título oficial.

Más veces de las deseables, estas personas que suelen tener una escasísima preparación teórica y docente, y no pocas veces carecen de elementales nociones de anatomía y fisiología, por ejemplo, captan el entusiasmo de adolescentes y jóvenes.

Con independencia de los logros psicomotores, la musculación o la resistencia que los alumnos persiguen, se hace evidente que estos “profesores” poseen cualidades de liderazgo y condiciones de dirección grupal que los hacen atractivos a ellos  y a las ejercitaciones que proponen.

Es cierto que muchísimos casos, mujeres y varones se agitan en clase en pos de una supuesta mejora de su físico que no llegará.  Es cierto también que existen perjuicios corrientes causados por prácticas inadecuadas, combinadas a veces con el consumo simultáneo de sustancias inconvenientes.

La educación física en serio, debe hallar el rumbo que le permite ingresar en el gusto de los más jóvenes y poder ejercer con éxito los beneficios potenciales que propugna.  Mientras esto no ocurra, me refiero a un accionar actualizado, el porvenir de la actividad y de los profesionales no mejorará sustancialmente. Quedará, una vez más, librado a las individualidades y no será efecto de una programación de la política educativa.  Con el correr de los años, la especialización ha avanzado en todos lo órdenes, sin que esto constituya una ventaja absoluta.  Los profesionales de la educación física, quizás por la tradición enquistada en sus programas ( que solo son diferentes en un profesorado provincial y un par de excepciones en Capital Federal) conservan aún ese sentido totalizador y humanista que también comparten los escasísimos planes de estudio que difieren del aplicado en nuestro medio.

Nuestro país, como otros, reclama la renovación de los planes de estudio, que ya no sirven porque no dan respuesta a las nuevas apetencias de una niñez, adolescencia y juventud, que tampoco responden a los perfiles evolutivos teóricos que justificaban y fundamentaban esos programas.

Los mismos alumnos de los profesorados no se llevan bien, o tan bien como es deseable, ni con sus directivos, ni con sus profesores, ni con sus planes de estudio que se quedaron en el tiempo.

Los jóvenes, con justa razón, no se sienten representados con los perfiles de los alumnos que muchos institutos pretenden.

Una cuestión es acatar, disciplinadamente, algunos o muchos ítem de esos perfiles y otra cuestión muy distinta es sentirse representados.

El perfil del alumno y del egresado ha muerto en muchos expedientes aún en uso y en muchos lugares aún se mira hacia otro lado por comodidad o por ignorancia.

En casos de excelentes resultados pedagógicos, encontramos idéntica fórmula aún en disciplinas muy distantes en lo conceptual o lo técnico: ¡el alumno admira al profesor...el alumno debería ser como su profesor!.

Cuando los resultados pedagógicos son tan solo un número necesario en un certificado analítico, la alianza pedagógica ha fracasado y la suma de estos fracasos, por miles, desvaloriza tanto a los Institutos como a los docentes y a sus alumnos aunque desde fuera todo aparenta estar bien.

La producción en serie de profesores que repiten aprendizajes que han quedado fuera del tiempo y las necesidades actuales no hace sino apagar la llama de la educación física que lucha por mantenerse encendida.

Las corrientes venideras, deberán oxigenar no sólo los planes en ejecución, sino las promocionadas redes de formación continua.  Pero fundamentalmente, habrán de internarse las reflexiones que cambien para bien, el espíritu, el eje fundamental, que coloca la Carrera de Educación Física entre el contexto de la Educación General cumpliendo una función útil y necesaria.

Las promociones pasadas han dejado una cantidad importante de docentes que continuaron sus carreras ampliando el horizonte recibido, y muchos de ellos habrán investigado y creado dentro de sus cátedras.

La mala costumbre nacional de no publicar y tantas veces de no escribir, acorta las posibilidades de compartir y discutir.  Por tanto, disminuye la “chance” de progresar.

Es el tiempo de tomarse un nuevo trabajo: transmitir lo aprendido en las rutas personales.

Y es quizás, el tiempo de tomarse una nueva preocupación: la de insistir a través de los organismos competentes para que las propuestas renovadoras tengan cabida en las redes de perfeccionamiento y sus cursos no se limiten a la repetición de fórmulas ya agotadas o al simple instruir en las nuevas nomenclaturas sin precisiones conceptuales y difusas ejercitaciones a la hora de la aplicación de los recursos de la clase. 

Y además, creo, otro trabajo que por ser de todos no debiera continuar postergado o disimulado ante la falsa apariencia de que “está todo bien”.  Me refiero a la elaboración, seria y trabajada en común, del nuevo Perfil del alumno y el egresado, o sea el nuevo perfil del Profesor de Educación Física.  Un perfil real, coherente, significativo.  Un espejo en el que todos, los nuevos y los viejos, nos gusta mirarnos.

Es en este punto troncal, fundante, sobre el que debe apoyarse en mi opinión , cualquier reforma exitosa de la Educación Física de hoy.

 


Publicite en Newsletter de PortalFitness.com que llega a 266.000 suscriptos. Más Info