Visita la Tienda de PortalFitness.com | Descuentos especiales a entrenadores y gimnasios | Click Aquí

PortalFitness.com - El portal de Fitness más visitado de habla hispana

Vinilo
Desde € 3,20
Discos de hierro y caucho
Desde € 4,20

Steps

Desde € 29,90

Pilates Reformer

Desde € 2535
Mancuerneros
Desde € 799
Iniciar Sesión | Tienda Fitness Rss de la Tienda de PortalFitnes.com | Artículos Rss de los artículos | Noticias Rss de las noticias | Videos Rss de los videos | Nutrición Rss de artículos de nutrición | Descargar Música Rss de Descargas legales y gratuitas de música | Foros Rss del Foro de PortalFitness.com | Red Social Rss de la Red Social de Fitness | Tips Rss de Tips de Fitness | E-books Gratuitos


  Bookmark and Share


Fitness10.com Shop

 
Buscar Productos


Síguenos en:

Síguenos en: Youtube Síguenos en: Facebook Síguenos en: Feedburner Síguenos en: Linkedin Síguenos en: Twitter Google+

 

EVALUACIÓN

Mg. Horacio Lara Díaz (Chile)

holara@yahoo.com

En el campo educacional, los diferentes autores coinciden en señalar que evaluar significa etimológicamente valorar, juzgar, emitir juicios de valor sobre algo o alguien.

En la vida cotidiana siempre se está  emitiendo juicios, valorando los hechos o acontecimientos, las experiencias vividas, las diferentes circunstancias, los elementos y situaciones que nos rodean.  Estos juicios nos permiten tomar decisiones, ya sea para repetir las experiencias, para modificarlas o para evitarlas.  Este evaluar constante, a juicio de los especialistas, es lo que permite el progreso en una ciencia, en un arte o en una técnica.

En educación todo está sujeto a evaluación, y se dice con propiedad, que ambos procesos son consustánciales, es decir, no se da uno sin el otro. Se evalúa antes de iniciar una serie de tareas, es decir, al comienzo de un proceso.  Se evalúa en la ejecución de las tareas, es decir, durante el proceso.  Y, finalmente, se evalúa al final de las tareas, es decir, al terminar el proceso.

Cada una de estas circunstancias, propósitos o tipos de evaluación son guiadas por algunas concepciones fundamentales acerca de ellas.

Se puede diagnosticar con criterios cuantitativo y se puede evaluar con criterio cualitativo.  Un diagnóstico puede basarse en una simple medición o puede realizarse por medio de un juicio.

El proceso de desarrollo de un programa puede evaluarse sobre la base de la congruencia, es decir, la verificación  de los logros alcanzados comparados con los objetivos planteados, o sobre la base de la comparación con ideales o con normas previamente diseñadas por estudios estadísticos.

Para poder tener una posición clara frente a estas diferentes posibilidades, es conveniente conocerlas, discutirlas, analizarlas y plantearse en acuerdo o desacuerdo con ellas.  En las próximas líneas, se presentarán los diferentes modelos, concepciones, tipos,  propósitos  y bases de comparación de la evaluación.  Entendemos que un profesor de educación física, un especialista en deportes, un monitor o un animador deportivo, tiene que tener totalmente claros cada uno de estos conceptos para poder definir y decidir adecuadamente sus cursos de acción.  No basta con medir un salto o un lanzamiento, una carrera, un bloqueo, una pasada de vallas o un bateo.  Hay que saber con qué propósito, para qué y para quienes se hace.

1.      CONCEPTO DE EVALUACIÓN

Ralph Tyler, orientador de la concepción de congruencia en evaluación, señala que “es el proceso destinado a determinar en qué medida el currículo y la enseñanza satisfacen realmente los objetivos de la educación”. También TYLER en otra oportunidad, la definió  como “la determinación de cómo se han alcanzado los objetivos propuestos por el programa”.  Por otra parte B. Bloom, contemporáneo de Tyler, definía evaluación como “la reunión sistemática de evidencias para determinar si en realidad se efectúan ciertos cambios  en los alumnos y para establecer  el grado en que ellos se producen”.

García Hoz, especialista en curriculum y uno de los líderes de la corriente personalista, dice que “evaluación es como un modo de expresar el juicio subjetivo que merece una actividad compleja, cuando previamente se han señalado los distintos contenidos o manifestaciones de tal actividad, y los diferentes grados de apreciación para poder determinar con cierta precisión el valor que atribuimos a la realidad que se trata”.

 Cualquiera sea la definición de evaluación que se use, debe concluirse que evaluar es saber cómo andan las cosas, saber de su estado y juzgar sus méritos.  Entonces, la evaluación debe servir al técnico o profesor para saber:

a.       Quiénes son sus alumnos o atletas;

b.       Qué aprendizajes ya poseen:

c.        Qué vocabulario técnico manejan:

d.       Cuáles habilidades y destrezas ya poseen;

e.       Cuál es su historia en educación física o deportiva;

f.          Qué lesiones o enfermedades han tenido;

g.       Cuál es el medio en que viven:

h.        Qué facilidades o dificultades enfrentan para entrenar y/o practicar se deporte favorito.

2.      DIFERENCIAS ENTRE EVALUACIÓN, MEDICIÓN Y CALIFICACIÓN.

Lemus, señala que evaluar es “juzgar el valor o la cantidad de algo” y que este término a su vez, es mucho más amplio que el de medición o el de calificación, que son acciones o funciones parciales que sirven a la evaluación.  Esta es más amplia porque incluye “actividades, métodos e instrumentos y procedimientos cuantitativos”.

Agrega Lemus, que la medición “se refiere sólo a medidas precisas y sistemáticas que dan por resultados datos numéricos respecto de los individuos, objetos o situaciones medidas”.

Medición es, en consecuencia, según lo señala Meza “la determinación del grado o amplitud de alguna característica asociada con objetos, fenómenos o personas”, y agrega que “en la mayoría de los casos, la medición constituye la expresión cuantitativa de una observación y mediante ella se obtiene información sobre las características del mundo real o de las personas.  No siempre es posible obtener por la medición...información cuantitativa, muchas veces es sólo posible conformarse con descripciones cualitativas... y por lo tanto, en esas condiciones, éstas pasan a ser sólo opiniones subjetivas o meras apreciaciones particulares”.

De este concepto anterior se desprende que una buena evaluación debe contener siempre algo de medición, y con ello da por sentado que no hay evaluación sin medición. Esta es sólo una técnica al servicio de la evaluación, la que es más completa y total.  O sea, en evaluación existen dos pasos: el primero, medir o recoger la información: y el segundo, interpretar la información.

La “calificación”, finalmente, es el proceso de ubicar, en el caso de las clases de educación física o deportes a los alumnos o atletas en una suerte de escalafón o categoría. Por ejemplo si tomamos el test de Cooper y aplicamos la tabla que confeccionó K. Cooper para los 12 minutos, se calificarán como Muy malos a todos aquellos alumnos que corran menos de 1.609 mts. Y en Malos, a los que corran más de 1.609 mts. Pero menos de 2. 011 mts. Y así sucesivamente con toda la tabla.

EN SÍNTESIS, la calificación es un subproducto administrativo de la evaluación.

3.      ACEPCIONES DEL TERMINO EVALUACIÓN

En el proceso histórico del término evaluación, éste ha sido entendido y utilizado de diferentes maneras. Es un concepto tan antiguo como la humanidad, y desde tiempos inmemoriales el hombre ha evaluado o ha juzgado tanto los hechos, como los fenómenos y las actitudes y los comportamientos de las personas. Desde el punto de vista educacional, que es el que nos preocupa por su implicancia en el mundo de la educación física y los deportes, los educadores han asumido la evaluación según las siguientes concepciones:

a.       evaluación como juicio

b.       evaluación como medición

c.        evaluación como congruencia

d.       evaluación como toma de decisiones

4.      TIPOS Y FORMAS DE EVALUACIÓN

La evaluación es un abierto desafío tanto para los deportistas como para los profesionales que conducen los procesos (profesores, técnicos, entrenadores, monitores). Se confrontan las capacidades, las posibilidades, la capacidad vital de medirse, de conocerse, de saber de qué se es capaz. Es un desafío a dar lo mejor de si mismo, pero, a partir de un buen conocimiento previo, de una buena información sobre las capacidades propias, de una adecuada observación de personas , técnicos o profesores que juzgan los resultados en forma sistemática, objetiva y válida.

Esta observación, esta medición, esta evaluación, según los parámetros usados puede estar referida a criterios o bien puede estar referida a normas. Así sucede, por ejemplo cuando el profesor ordena lanzar al cesto a sus alumnos y les señala que para aprobar dicho test deberán convertir al menos, seis de diez lanzamiento. En este caso se está frente a una evaluación referida a criterios. El criterio o punto de corte es seis. En el mismo caso el profesor pudo señalar, que en dicho test, los alumnos aprobarán con Excelente si lanzan y conviertes 10 veces; Muy bueno, si embocan 8 a 9 de los 10 lanzamientos; Bueno si sólo alcanzan siete, u sólo Aceptable si logran una conversión de 6 lanzamientos. En este caso, como en los del test de Cooper, estamos frente a una Evaluación referida a Normas.

5.      PROPÓSITOS DE LA EVALUACIÓN

En el campo educacional y por extensión en el campo de la educación física y del deporte, se vive un proceso que los especialistas han denominado de Enseñanza Aprendizaje, que es dinámico, cooperativo, y de responsabilidad compartida tanto por el profesor o el técnico o el entrenador, como por el alumno, deportista o atleta.  Pero, sin duda, un gran responsable es quien tiene que dirigirlos, y para ello, se hace necesario, es más, se hace imprescindible, conocer a fondo el sujeto del proceso antes de iniciar el trabajo o proceso o un plan de acción o un programa de clases o entrenamiento. Pero, también, se hace necesario, una vez iniciado el programa o entrenamiento, continuar verificando cómo éste se va cumpliendo, los aspectos positivos y negativos que se deben ir reforzando, cambiando, eliminando o reemplazando; y finalmente, hay que observar los resultados, ya sea al término de una etapa, bi o trimestral, microciclo, semestre, etc. Estas correcciones, enmiendas o ajustes se consiguen cuando la evaluación se realiza con propósito diagnóstico, formativo o acumulativo, según sea el caso o el momento en que se intervenga.

Tradicionalmente la evaluación ha cumplido diferentes roles, funciones o propósitos.  Se puede utilizar tanto para calificar, certificar y orientar, como para mejorar el proceso, motivar, corregir, informar y retroalimentar, tanto al estudiante como al profesor, tanto  al atleta como al entrenador.

Cada una de estas evaluaciones, según el momento (antes, durante, o al final del proceso) cumple un propósito específico, que se irá aclarando en las líneas siguientes.

5.1. Evaluación Diagnóstica.

En pocas palabras el concepto de diagnóstico, diagnosis o evaluación diagnóstica, se utiliza para identificar el proceso de búsqueda de información que se realiza o al inicio de un curso, semestre o unidad para tomar decisiones iniciales.

El propósito básico es recoger información  acerca del estado de la persona , proceso, programa o componente, para saber en que nivel inicial se encuentra. Utiliza, normal mente, pruebas construídas por el profesor o ideadas por el técnico o entrenador (test motores o test funcionales), pero, especialmente, en el ambiente deportivo utiliza pruebas o test standarizados. Ello permite al profesor o entrenador, conocer la situación inicial de sus alumnos o dirigidos, en relación con un grupo de referencia más general.

Una prueba o test diagnóstico debe incluir ejercicios fáciles acerca de cada uno de los requisitos que se estime necesario para iniciar el curso, trabajo o entrenamiento.

Los resultados de una prueba de diagnóstico o test inicial no deben traducirse a calificaciones, es más conveniente construir un perfil que refleje el grado en que cada deportista ha logrado las conductas prerequeridas.

La evaluación diagnóstica cumple dos funciones en el proceso enseñanza aprendizaje:

a.      Antes de iniciar el proceso educativo o de entrenamiento, para ubicar al alumno o atleta en el nivel que se encuentra.  Lo mismo sucede con un programa o proyecto.

b.      En el transcurso del proceso, programa, proyecto o actividad para detectar y deter minar las causas que originan reiteradas deficiencias, errores o paralización en la marcha normal de lo planificado.

5.2. Evaluación Formativa.

Esta es también conocida como evaluación de continuidad o evaluación de proceso.

5.2.1. Principios de la Evaluación Formativa: Entre los principios del aprendizaje efectivo se pone énfasis en que:

a.      El aprendizaje es una responsabilidad compartida

b.      El aprendizaje depende mucho de cómo se ve el alumno a si mismo,

c.      El aprendizaje es mayor cuando el estudiante es reforzado inmediatamente cada paso o momento.

Estos tres principios están claramente relacionados con la evaluación formativa o de proceso descrita por Scriven en 1967.

El proceso expresa en forma taxativa que hay que realizar reforzamiento, y ello se consigue específicamente mediante la evaluación formativa, que tiene básicamente dos  5.2.2.  Propósitos específicos:

·            detectar dificultades que el alumno o atleta encuentra durante su clase o entrenamiento o también, señalar los errores cometidos, para sugerir actividades o tareas alternativas de aprendizaje o entrenamiento que favorezcan el logro de los objetivos propuestos y de las metas específicas.

·            Retroalimentar, tanto al profesor, al técnico o entrenador como al alumno o atleta, informándole  de los procesos y niveles alcanzados en pro del logro de los objetivos y metas.  Especificamente estos refuerzos se manifiestan, respecto del alumno, de la siguiente manera:

  • Promoviéndolo al objetivo o a la meta siguiente, cuando ya ha logrado los anteriores;

  • Reorientando su esfuerzo para lograr otros aprendizajes;

  • Facilitando el proceso de trabajos correctivos, las tareas remediales o la corrección de cargas de trabajo;

  • Estimulando, remotivando, entregando confianza a través de las acciones de retroalimentación.

5.2.3. Características de la Evaluación Formativa:

  • En un texto de Nerina Bruzone e Isabel Fariña, se leen los siguientes, como las características más fundamentales de este propósito de la evaluación:

  • Se realiza durante todo el proceso de enseñanza aprendizaje o entrenamiento;

  • No requiere de procedimientos evaluativos sofisticados por cuanto el profesor es quien determina cómo realizar esta evaluación  de acuerdo a lo que interesa evaluar;

  • La Evaluación Formativa no está sujeta a calendarizaciones rígidas, ya que es el profesor o el técnico deportivo quien determina la frecuencia de ellas;

  • La evaluación formativa se aplica en intervalos cortos de tiempo, a fin de abarcar, a través de varias evaluaciones, todas las conductas involucradas en un aprendizaje;

  • Los resultados obtenidos a través de este tipo de evaluación, no deben conducir a calificaciones;

  • El alumno es un agente activo y participativo en la Evaluación Formativa.

5.2.4.     Principales Funciones de la Evaluación Formativa

Entre las principales se pueden mencionar las siguientes:

a.      Función de retroalimentación:

b.      Función de control de calidad;

c.      Función decisional:

d.      Función de auto evaluación.

5.2.5.     La Evaluación Formativa y el Aprendizaje para el Dominio

Asi como la evaluación formativa , se apoya en los principios básicos del refuerzo, el ejercicio y la transferencia mencionados por Skinner, también debemos señalar su estrecha relación con la teoría del Aprendizaje para el dominio sustentada por Carroll y Bloom, según la cual “ si se presentan las condiciones adecuadas de aprendizaje, la mayoría de los alumnos (un 95%) alcanzará la totalidad o casi totalidad de los aprendizajes propuestos (90 a 95%)”.

Para explicar esta teoría Carroll señaló cinco variables de las que dependería el aprendizaje, a saber:

a aptitud,  b. Perseverancia;   c. Tiempo asignado a la enseñanza  d. Habilidad para comprender la instrucción y e. Calidad de la instrucción.

El gran éxito de esta teoría se basa en una concepción diferente de la variable APTITUD, que no es percibida como un factor excluyente, sino como una situación que sólo predice el ritmo de aprendizaje que presenta un alumno frente a una materia específica.

5.3.           EVALUACIÓN SUMATIVA O ACUMULATIVA.

Este tipo de evaluación, o este propósito de la evaluación ha sido por años el más recurrido por los docentes, ya que su objetivo manifiesto es calificar y comprobar el logro de los objetivos propuestos por el docente en el aula o por el técnico o entrenador deportivo en el gimnasio, la pista o el campo deportivo. Su nombre viene justamente de la suma o acumulación de hechos o antecedentes que se fueron logrando o alcanzando en situaciones parciales, fases o etapas.

En tanto, la evaluación formativa  tiene como propósito orientar  el proceso; retroalimentar a los alumnos o atletas, a los profesores y técnicos, y diagnosticar deficiencias y errores que dificultan el proceso normal, la evaluación sumativa o acumulativa tiene entre sus propósitos fundamentales calificar a los alumnos; certificar destrezas y habilidades; predecir desempeños; informar a alumnos y/o atletas, a los técnicos, profesores, apoderados y directivos; retroinformar a aquéllos, y comparar logros de diferentes grupos.

Rafael Herrera, evaluador del C.P.E.I.P. señala que la evaluación sumativa es “aquella que se realiza al final de una o más unidades de aprendizaje con el propósito de deter- minar si el alumno ha logrado los aprendizajes establecidos en los objetivos terminales de dichas unidades y con el propósito de asignar calificaciones”. En su desarrollo, al igual que en los otros tipos de evaluación, es fundamental establecer una congruencia entre las situaciones de evaluación y los objetivos que con ella se requiere medir.

5.3.1. Principios Directivos de la Evaluación con Propósito Sumativo.

Al igual que la evaluación formativa que se orienta por algunos principios de aprendizaje (refuerzo, ejercicio y transferencia), la evaluación sumativa, por tener carácter terminal, que publica juicios de suficiencia; de aprobación o reprobación; de éxito o fracaso; de promoción o repetición, tan significativos y relevantes para un joven estudiante o para un joven deportista, debe orientarse también por algunos principios o líneas rectoras denominados Principios Directivos, que se señalan a continuación:

a.      Principio de Objetividad;

b.      Principio de Continuidad;

c.      Principio de coherencia con los objetivos;

d.      Principio de Comprobación del éxito;

e.      Principio de Estimulación

6.                  PROCEDIMIENTOS EVALUATIVOS.

       Se denomina “procedimiento evaluativo” a la técnica empleada para reunir o recopilar la información necesaria para la toma parcial o final de las decisiones. Está definición simple está señalando, sin embargo, lo complejo que es recopilar toda la información catalogada como “útil”, ya sea en un proceso de enseñanza aprendizaje, en un proceso administrativo o en un proceso de desarrollo deportivo-recreativo.

       Muchas son las preguntas que se puede hacer el evaluador en las diferentes etapas del proceso que se está desarrollando, por ejemplo:

¿Cuáles son las conductas de entrada o los pre requisitos o conocimientos previos que deben tener los alumnos o atletas para enfrentar con éxito el entrenamiento o los nuevos aprendizajes que se avecinan?

¿Están resultando atractivas para los alumnos las ideas, tareas, actividades o investigaciones propuestas para cumplir con los objetivos diseñados?

¿Cuáles atletas están logrando los mejores resultados con el tipo de entrenamiento, frecuencia y duración que se les están aplicando a los fondistas del equipo?

¿Cuáles son los mejores atletas en velocidad, resistencia, fuerza, agilidad y habilidades deportivas entre los diferentes estudiantes del grupo curso?

¿Qué relación existe entre los resultados de un test de capacidad física y los rendimientos académicos de los alumnos?

¿Cómo está el desarrollo pondo estatural y la relación peso-estatura (IMC) de los alumnos del curso?

Para dar respuesta a esta y otras preguntas es necesario utilizar una cuantiosa batería de instrumentos más o menos sofisticados; más o menos estructurados; más simples o más complejos. Este conjunto de instrumentos denominados procedimientos es aplicable a todos los eventos del proceso enseñanza aprendizaje y a toda actividad, ya sea dentro o fuera de este proceso; en o fuera de la escuela; por un profesor u otro agente educativo que no sea profesor, como es el caso de los monitores, entrenadores, administrativos y directivos de instituciones educacionales, deportivas o recreativas.

Algunos de estos procedimientos son:

  • Las pruebas realizadas por el profesor,
  • Los test que presenta el Ministerio de Educación (SIMCE) o las Universidades;
  • Las entrevistas realizadas a los padres, profesores, alumnos, directivos;
  • Los test específicos en educación física y deportes (Naveta, Cooper, Rufier; Conducción; Agilidad, Flexibilidad, Lanzamientos, etc.)

En general y conforme a la técnica de recopilación se distinguen dos tipos de procedimientos:

  • Cuantitativos: Su información está basada en mediciones y, por lo tanto, es posible de trabajarla estadísticamente y generalizar sus resultados;
  • Cualitativos: Su información se basa preferentemente en observaciones, no son por lo tanto, trabajables estadísticamente y se refieren a un sujeto, programa o institución y no se pueden generalizar.

Según el método que se utilizará para recoger la información, los procedimientos se pueden clasificar en los siguientes tres tipos:

  1. Procedimientos de Prueba o test

  2. Procedimientos de Observación

  3. Procedimientos de Informe.

Algunas palabras sobre cada uno de estos procedimientos:

1.  Los Procedimientos de Prueba o Test “requieren de instrumentos que permitan obtener información fundamentalmente sobre la realización de tareas por parte de los alumnos.  A través de ellos se podrá visualizar el desarrollo de un proceso o método completo, o los resultados específicos de la tarea”. Estos procedimientos, responden generalmente a los que construyen los propios profesores para evaluar su tarea pedagógica o los logros que han alcanzado con sus propios alumnos, y se obtiene con ello información cuantitativa. Las formas más conocidas son las pruebas de ensayo y las pruebas objetivas.

Desde el punto de vista de la Educación Física, estos consideran específicamente los test, y éstos se clasifican según los especialistas en los siguientes dos tipos:

  • Test Funcionales, entre los que se pueden mencionar los de Cooper; Naveta, Rufier, Lartigue, el Tutle test, los de Harvard,- corto y largo- el de Clarke, etc.
  • Test Motores, que a su vez se subclasifican de las siguientes tres formas:
  • Test de Psicomotricidad: miden coordinación, equilibrio, orientación    espacial, orientación del esquema corporal, lateralidad, ritmo;
  • Test de Aptitud Física, que miden las variables velocidad, agilidad, resistencia, fuerza, flexibilidad;
  • Test de Habilidades Deportivas, con pruebas propias de cada deporte.
  1. Los Procedimientos de Observación.  Hasta hace una década, los test ocuparon un importante espacio y preferencia en las clases de educación física, pero hoy en que las Reformas Educacionales, están hablando fuertemente de “proceso”, tenemos que recomen dar un regreso a la observación. No es suficiente medir los tiempos que emplea un alumno en correr una determinada distancia, o los metros que es capaz de lanzar o saltar, o el núme ro de ejecuciones que hace en tal o cual test; sino que es, a veces, más importante saber cómo lo hace, qué es lo que hace bien y qué es lo que hace mal; cómo debe mejorar y qué debe hacer aún para completar su proceso de enseñanza aprendizaje o de entrenamiento.

Entre estos procedimientos , se encuentran los siguientes instrumentos:

  • Listas de Cotejo

  • Escalas de Apreciación

  • Registro Anecdótico.

  1. Los Procedimientos de Informe. Mucha información que posee el alumno, sólo es posible obtenerla a través de tres tipos de procedimientos específicos, que permiten que éste- el alumno – le informe al profesor de sus problemas, inquietudes, necesidades e intereses. Estos instrumentos son los siguientes:
  • Entrevistas

  • Cuestionarios

  • Libro de Vida.

BIBLIOGRAFÍA

1 AHUMADA, Pedro. Principios y procedimientos de Evaluación Educacional. Edic. Universitarias de Valparaíso,Chile. 1983.
2 BLAZQUEZ, Domingo. Evaluar en Educación Física. Edic. INDE. Barcelona. 1990
3 FETZ Y KORNEXL. Test Deportivo Motores. Edit. Kapelusz, Bs. Aires. 1976
4 LARA DIAZ, Horacio. Evaluación. Edit. G. Mistral. Santiago. Chile, 1980
5 LARA DIAZ, Horacio. Evaluación Deportiva. Edi. DIGEDER, Santiago, Chile.1998
6 LITWIN- FERNANDEZ. Medidas, Evaluación y Estadística aplicada a la Educ.Física
7 PILA TELEÑA, A.         Metodología de la Educ.Física. Madrid, 1978.

 


Publicite en Newsletter de PortalFitness.com que llega a 266.000 suscriptos. Más Info