Visita la Tienda de PortalFitness.com | Descuentos especiales a entrenadores y gimnasios | Click Aquí

PortalFitness.com - El portal de Fitness más visitado de habla hispana

Vinilo
Desde € 3,20
Discos de hierro y caucho
Desde € 4,20

Steps

Desde € 29,90

Pilates Reformer

Desde € 2535
Mancuerneros
Desde € 799
Iniciar Sesión | Tienda Fitness Rss de la Tienda de PortalFitnes.com | Artículos Rss de los artículos | Noticias Rss de las noticias | Videos Rss de los videos | Nutrición Rss de artículos de nutrición | Descargar Música Rss de Descargas legales y gratuitas de música | Foros Rss del Foro de PortalFitness.com | Red Social Rss de la Red Social de Fitness | Tips Rss de Tips de Fitness | E-books Gratuitos


  Bookmark and Share


Fitness10.com Shop

 
Buscar Productos


Síguenos en:

Síguenos en: Youtube Síguenos en: Facebook Síguenos en: Feedburner Síguenos en: Linkedin Síguenos en: Twitter Google+

 

ESPACIOS PARA EL DEPORTE Y LA RECREACIÓN

LA ELIMINACIÓN DE LAS BARRERAS ARQUITECTÓNICAS EN LAS INSTALACIONES DEPORTIVAS.

Arq. ALDO BARBIERI
barbier1@satlink.com

Son muchas las instalaciones deportivas que fueron concebidas para seres mental y físicamente sanos.

Hablar de instalaciones deportivas apropiadas es hablar de servicios de transporte, esperas reparadas, estacionamientos, recorridos peatonales continuos, sanitarios, accesos a piscinas y espacios deportivos, confiterías, etc. usables para todos, aun por personas en silla de ruedas, ciegos o con cualquier dificultad.

La  actividad  deportiva  del  minusválido,  tanto  pasiva, espectador, como activa, participante, presenta entre otros inconvenientes menores dos grandes y graves problemas:

1. Problemas derivados de la movilidad.

2. Inadecuada concepción y realización de las instalaciones deportivas.

La movilidad, o mejor diremos las dificultades que el minusválido encuentra para desplazarse, son en gran parte la causa principal de que el discapacitado se vea obligado a renunciar a participar en muchas actividades no sólo de recreación de tiempo libre, sino incluso de actividades profesionales.

La inadecuada concepción de las instalaciones deportivas es el segundo gran apartado que hemos considerado como grave problema que se presenta ante el minusválido cuando desea practicar una especialidad deportiva o cuando quiere acudir, como espectador, a contemplar, en directo, un acontecimiento deportivo.

Es indudable que el minusválido, en la actualidad, incluso el parapléjico que como se

sabe está obligado al uso permanente de silla de ruedas, pueden practicar diversos

deportes.                               

Desde el punto de vista práctico hemos de distinguir entre el minusválido como

actuante o deportista practicante y el minusválido como espectador.

Para ambos, constituyen una barrera los estacionamientos, accesos, mostradores, etc.

ya enunciados anteriormente en las instalaciones de transportes.

Cuando es actuante, las barreras específicas que puede encontrar son las siguientes:

en los vestuarios falta de dimensiones adecuadas para parapléjicos, pavimentos

deslizantes con rejillas anchas donde pueden introducirse las ruedas o los bastones,

asientos estrechos y sin asideros, servicios sanitarios inadecuados por sus

dimensiones o por sus aparatos, mostradores y taquillas excesivamente altos.

En los accesos tanto el camino hacia los vestuarios desde el exterior, como desde

éstos a las canchas y la propia entrada a las mismas, por su poca anchura como por

sus fuertes desniveles, suelen constituir un barrera a eliminar.

En las canchas, por lo general no constituyen, impedimento los distintos suelos

utilizados en las salas y pabellones cubiertos. Sin embargo son un verdadero

 obstáculo las canchas de tierra compactada y las pistas de ceniza que dificultan los

giros de las sillas de ruedas y reducen intensamente la velocidad de éstas.

Cuando el minusválido es espectador, las barreras específicas que se encuentra son las siguientes:

En las graderías constituyen una barrera las puertas de acceso o molinetes que se instalan para acceder a las gradas.

Es también un obstáculo grave los desniveles que se producen en el itinerario desde la puerta hasta la localidad y que muchas veces son salvados con uno o dos peldaños que constituyen un auténtico peligro y un agudo riesgo en los casos de evacuación de emergencia, incluso para personas válidas.

También hemos de tener en cuenta otras instalaciones al aire libre destinadas a la ocupación del tiempo libre, diversión y ocio, o al esparcimiento cultural, tales como parques de atracciones, zoológicos, playas y puertos deportivos, teatros y cines de verano, etc., que por su carácter público y al aire libre podemos considerar como conjuntos o elementos urbanos y que deben, asimismo, estar libres de barreras y ser accesibles en todo o en parte a cualquier discapacitado.

En el proyecto y ejecución de nuevos asentamientos urbanos no supone aumento de costo la realización de los mismos sin barreras arquitectónicas, ya que se ha podido comprobar en el análisis anterior, que todos ellos son perfectamente eliminables simplemente teniendo en cuenta pequeños detalles que ahora, con más precisión, vamos a comentar y que, muchas veces, depende sólo de la atención y sensibilidad del proyectista.

Cada uno de los problemas apuntados tiene sus soluciones que, naturalmente, dejamos a la iniciativa del proyectista, llamando la atención sobre las soluciones más elementales.

Pudiera pensarse, por lo expuesto en el análisis que hemos efectuado, que nuestra preocupación es exclusiva hacia los minusválidos físicos y personas con movilidad reducida. Pero no se nos escapa que también por las calles deambulan, acuden a espectáculos deportivos o participan en ellos y naturalmente viajan, los minusválidos sensoriales; ciegos y sordos y los psíquicos o mentales y si bien para los sordos las barreras físicas no constituyen de hecho inconveniente para su desplazamiento, existe la incomunicación, que es una barrera que puede paliarse mediante una buena señalización, destellos luminosos, paneles electrónicos, etc. que faciliten su integración, como la de los ciegos mediante señales auditivas, para que aquellos y éstos puedan captar y percatarse de la existencia de posibles peligros, pasos peatonales, etc. Una buena información es necesaria en los aeropuertos, estaciones de ferrocarril y autobuses. Ambas cosas son, por lo demás, de utilidad para los visitantes y en general para cualquier persona que no conozca con detalle el medio urbano por el que deambula.


Publicite en Newsletter de PortalFitness.com que llega a 266.000 suscriptos. Más Info