Visita la Tienda de PortalFitness.com | Descuentos especiales a entrenadores y gimnasios | Click Aquí

PortalFitness.com - El portal de Fitness más visitado de habla hispana

Vinilo
Desde € 3,20
Discos de hierro y caucho
Desde € 4,20

Steps

Desde € 29,90

Pilates Reformer

Desde € 2535
Mancuerneros
Desde € 799
Iniciar Sesión | Tienda Fitness Rss de la Tienda de PortalFitnes.com | Artículos Rss de los artículos | Noticias Rss de las noticias | Videos Rss de los videos | Nutrición Rss de artículos de nutrición | Descargar Música Rss de Descargas legales y gratuitas de música | Foros Rss del Foro de PortalFitness.com | Red Social Rss de la Red Social de Fitness | Tips Rss de Tips de Fitness | E-books Gratuitos


  Bookmark and Share


Fitness10.com Shop

 
Buscar Productos


Síguenos en:

Síguenos en: Youtube Síguenos en: Facebook Síguenos en: Feedburner Síguenos en: Linkedin Síguenos en: Twitter Google+

 

Música y Deporte

Jesús Castañón Rodríguez

info@idiomaydeporte.com

Música y deporte constituyen dos manifestaciones del arte y de la libertad donde el esfuerzo equivale a progreso y las emociones generan nuevas expresiones hacia el infinito. Son dos muestras del romanticismo, dos prácticas públicas donde se despliegan y verbalizan abiertamente los sentimientos.

            Siempre que se piensa en música y deporte aparece un grupo no muy numeroso de composiciones específicas y saltan a la luz las aficiones deportivas de las grandes estrellas de la música pop como Rod Stewart o Elton John. Pero la realidad se encarga de demostrar que el deporte es un ámbito para la lírica de los sentimientos y encuentra en la combinación con la música un punto de encuentro vital para tomar las calles, las gradas, la vida. Que música y deporte son dos conceptos para describir el carácter popular.

            En Argentina la apasionada vivencia del deporte, dentro y fuera de las canchas, ha convertido al humor gráfico y a la música en las expresiones artísticas favoritas para mover los corazones. Los bolígrafos y rotuladores de los humoristas gráficos han desangrado en papeles ambientes de ilusiones compartidas gracias al talento y la magia de Caloi, Fontanarrosa, Garaycochea, Mordillo, Quino… El embotellamiento en canciones de emociones, experiencias personales y pasiones colectivas ha hecho circular una energía creativa imposible de parar. Ha dado lugar a un fenómeno original.

UN CORO DE SENTIMIENTOS

            La unión de voces y sentimientos abarca diversos ámbitos: la cancha, la grada,  la literatura y los medios de comunicación.

1.1.-  La cancha

            La música argentina refleja los acontecimientos que ocurren sobre el terreno de juego y centra su atención en las aspiraciones de todo tipo de futbolistas, en las grandes figuras del balompié y en la singular explicación, que a veces realizan los ídolos, de su vivencia deportiva en clave musical.

Jugadores

            Las emociones de los jugadores aficionados y profesionales, sus ilusiones, sus ansias, sus aspiraciones, sus sueños y sus sentimientos han sido ampliamente condensados en las letras, como en el magnífico tango El sueño del pibe.

            Pero las composiciones musicales también han valorado la calidad de equipos como River Plate o Boca Juniors; y, sobre todo, han destacado las cualidades de jugadores de gran clase: Baldonedo, Benavidez, Boyé, Ferreira, Gollet, Grillo, Kempes, Labruna, Lacasia, Maradona, Martino, Méndez, Monzón, Pedernera y Pescia.

Explicación de hechos en clave musical

            Un caso singular del deporte argentino consiste en expresar la vida de los deportistas en clave de tango, asociando el estado de ánimo de acontecimientos deportivos a dichas composiciones musicales o expresando sus sentimientos con fragmentos de canciones.

            Este hecho se puede constatar en los libros de memorias ¡Gracias,vieja! y Yo soy el Diego de la gente. Alfredo di Stéfano narra la primera derrota del Real Madrid en octavos de final de la Copa de Europa, frente al Barcelona el 23 de noviembre de 1960, con la letra del tango "Bronca". O recuerda sus conversaciones con José Samitier, la persona que lo quiso traer a España, y que le llamaba Percanta, en alusión a la canción de Pascual Contursi "Mi noche triste", el primer tango grabado por Carlos Gardel. Y en el caso de Maradona, se declara un enamorado del tango para asociar el recibimiento emocionado del Nápoles a los sones de El Choclo.

1.2.- La grada

            El tono participativo y la festivo del deporte ha generado obras para dar rienda suelta a la expresión de las emociones de la grada: cánticos, valoraciones de acontecimientos deportivos y el reflejo de la vida social del aficionado a los deportes.

Cánticos

            Uno de los géneros más llamativos del deporte argentino está constituido por los cánticos de las gradas, que han evolucionado desde simples cantos de ánimo a demostraciones de sentimientos (amor, odio, tristeza o alegría), a alusiones a la actualidad política y social y a una expresión ideológica.

            Han desarrollado contenidos narrativos para la épica del equipo o del deportista propios y contenidos descriptivos para destacar sus cualidades y rebajar las del rival. Han creado seis tipos de temas recurrentes. Primero, insultos y burlas sexuales basados en una procedencia social considerada denigrante, en la capacidad de resistencia y en la fidelidad al equipo. Segundo, amenazas a las personas y  al espacio físico, así como la negación de la existencia del contrario o de su capacidad. Tercero, un autoelogio que resalta la profundidad del sentimiento de orgullo, compromiso y fidelidad, la superioridad para someter al rival, la capacidad para ejercer la violencia, la constancia ante la adversidad y la consideración de la propia hinchada. Cuarto, la presentación de la victoria como un elogio del descontrol. Quinto, la formación de apelativos para designar a las hinchadas a partir de nombres de animales, de una identidad basada en el barrio o en actividades laborales, de su extracción social, de sucesos o hechos propagandísticos de los clubes y de insultos. Y sexto, hacen referencia a sentimientos inexplicables de afecto, a una experiencia irracional única, a una idea de identidad especial o pertenencia.

            Todo ello, envuelto en melodías creadas desde cero o aprovechando sintonías de

marchas políticas, anuncios, pegadizas canciones de moda, programas de televisión… Acoge todos los géneros, desde el tango hasta el rock para convertir el estadio en un ámbito para el arte y el juego, para la creatividad y para lo imprevisible, así como para un entretenimiento donde el deseo se impone a la lógica racional.

Valoración de acontecimientos deportivos

            Cercano al fenómeno de los cánticos de los aficionados están las composiciones creadas para favorecer el ambiente festivo ante determinados acontecimientos. Es el caso de la vivencia en la Copa del Mundo, de la expresión de la alegría popular al compás de las melodías. Así, la fase final celebrada en Argentina dio lugar a ocho composiciones triunfales: Marcha oficial del Mundial '78, The hit of Viva el Mundial, Los chicos del Mundial, La Copa tiene dueño, La Copa es de Argentina, El equipo del Mundial, Argentina, te queremos ver campeón y Argentina, te llevo dentro de mí. Y la fase final de España en 1982 fue la cancha para La milonga clementera basada en el personaje del humorista gráfico Caloi.

La apasionada vida social del aficionado

            El otro gran centro de interés es la vivencia social del fútbol y de las carreras hípicas. Conforman una experiencia apasionada que encaja en todos los ámbitos de la vida personal, de los recuerdos del barrio y de la vida cotidiana del Río de la Plata.

            Se reseña la nostalgia del pasado: el barrio y su actividad; el deporte como tema de conversación, como fuente de valores y como elemento para definir épocas relacionadas con la televisión, la adolescencia o la violencia.

            El deporte forma parte imprescindible de la vida social y de las tertulias. Pero alcanza una especial emoción en la vivencia de pasiones desbordadas de los aficionados, con las emociones de niños enfermos, los esperpénticos galanes de mediana edad que han sustituido la vida por el deporte, el costumbrismo de las apuestas, la fiesta social del hipódromo y del estadio, los nervios en las llegadas apretadas en la recta final, la amarga crítica de las esposas que sufren los excesos de sus maridos por vivir sin control la pasión deportiva…

1.3.- La literatura

            La relación entre música y deporte también ha llegado al teatro. La pasión por el fútbol ha sido llevada a escena en la obra literaria Once corazones, estrenada el 18 de febrero de 1999 en el bonaerense Teatro de la Ribera. A través de un lenguaje escénico que recurre a la música, dos guitarras, dos voces, la narración y varias coreografías, Miguel Cantilo y Jorge Durietz han relatado la historia de un club de barrio que, como consecuencia de los intereses económicos de uno de sus socios, acaba vendiendo su sede central. En ocho temas interpretados en forma de duetos con tangos de ritmo rápido y cortado, reivindicaron la nostalgia de los potreros y la decepción por el actual funcionamiento del negocio del fútbol y sus excesivos intereses comerciales.

1.4.- Los medios de comunicación

            Un cuarto y último ámbito para la relación entre música y deporte es el mundo de la comunicación, por su gran capacidad para el entretenimiento de masas.

            Por una parte, ha estado presente en la sintonía del programas televisivos y en la ambientación musical de la películas como Calles de Buenos Aires. También aparece en la radio con la original síntesis entre tango y deporte, realizada por  Bernardo Bergé, en el microespacio B. B. Gol en el Aire con producciones especiales sobre la actualidad mundial, cortinillas musicales, recitados, poemas, reportajes…

            Y por otra, es muy curiosa la creación de un estilo barroco y literario de relatos deportivos que recurre en sus titulares a la expresividad de los títulos de canciones muy conocidas. Es habitual en el periodismo satírico, pero uno de sus principales ejemplos se halla en el titular del semanario El Gráfico con motivo de la victoria ante Inglaterra en la Copa del Mundo de 1986: “No llores por mí, Inglaterra”.

LA ORIGINALIDAD: DEPORTISTAS Y MÚSICOS

            La relación entre música y deporte ha convocado al talento de numerosos letristas, músicos e intérpretes. Al igual que en otros países son numerosos los músicos y escritores que han colaborado a hacer creaciones artísticas con la magia de las emociones del deporte. Una lista incompleta del ingenio argentino convoca humoristas gráficos y músicos de los más variados estilos, entre otros: Pepe Aguirre, Osvaldo Avena, A. Aznar, Juan Sebastián Bella, Hilda Bevacqua, Miguel Bonano, Antonio Botta, Miguel Buccino, Andrés Calamaro, Caloi, Enrique Campos "Inocencio Troncone", Juan Cao, Mario Clavel, Gustavo Cosentino, Saúl Cosentino, Orestes Cuffaro, Martin Darre, Degrossi, Dispagna, Fabulosos Cadillacs, Omar Facelli, Hebert Fayet, Enrique Ferrari, Horacio Ferrer, J. Fontana, Manuel Reyes García "Lito Bayardo", Raúl Garello, Francisco Germino, Roberto Giménez, J. Guichandut, Laino, Natalio Lamicela, Rafael Lauria, Francisco Lomuto, Nolo López, Los Piojos, Héctor Marco, Alberto Margal, Lito Mas, H. Morales, Jorge Moreyra, Héctor Negro, Julio Nudler, Miguel Padula, Armando Pontier, Juan Puey, N. Rama, Edmundo Rivero, Rodrigo, Jaime Roos, O. Rubens, Sheriko, Federico Silva, Luis Spinelli "Roberto Morel", Osvaldo Tarantino, Adriana Varela, Nicolás Verona, Reinaldo Yiso Zeliz Blanco…

            Argentina también comparte con otros países que el ídolo refleje sus gustos musicales para recalcar su identidad. Un buen ejemplo son los libros de memorias Yo soy el Diego de la gente y ¡Gracias, vieja!. En el primero, Maradona admira el tango y el rock con una lista formada por artistas que hablan de la realidad sin maquillarla: Carlos Gardel, Julio Sosa, Fito Páez, Andrés Calamaro, Cahrly García, Los Piojos, Attaque 77 y Los Redonditos de Ricota. Y en el segundo, Di Stéfano muestra sus preferencias por las orquestas de Alfredo De Angelli, Horadio Salgaru, D'Arienzo, Di Biaggi, por los cantantes Carlos Gardel, Ángel Vargas, Alberto del Castillo, Podestá y Marino.

La singularidad argentina

            La originalidad argentina en esta combinación de emociones es la dedicación a la música de los propios deportistas y su larga tradición desde la primera mitad del siglo XX.

            Este hecho singular se ha dado entre los futbolistas y ha tomado varias formas. En primer lugar, la proyección musical de los campeones del mundo. Es el caso de Raimundo “Mumo” Orsi y de Maradona. El primero, campeón del mundo en 1934, fue violinista profesional de tango además de internacional con las selecciones de Argentina y de Italia, de haber vestido las camisetas de Independiente de Avellaneda y la Juventus de Turín y de haber sido subcampeón olímpico  en 1928. El segundo, campeón del mundo en 1986, realizó incursiones en la canción melódica con el dúo Pimpinela e interpretó "El sueño del pibe" en el espectáculo La verdad de la milanesa de Antonio Gasalla, con una adaptación en la que sustituía a Baldonedo y Martino por los símbolos de los dos triunfos en la Copa del Mundo en 1978 y 1986: Mario Kempes y Diego Armando Maradona.

            Con un estilo más actual seguirá esta tradición el arquero internacional Germán Burgos, como solista de una banda de rock and roll.

EPÍLOGO

            El deporte y la música actúan en Argentina de diapasión de las emociones de la vida, hacen de la voz  un instrumento incontrolable que va hasta el infinito, que atrapa corazones en un solo sentimiento. Crean un estilo musical y una forma vital y de expresión lingüística donde el romántico espíritu argentino entrecruza juego y arte para llevar más lejos, más alto y más fuerte estas manifestaciones de la libertad y la inteligencia.

Referencias bibliográficas

ALABARCES, Pablo-RODRÍGUEZ, María Graciela, Cuestión de pelotas, Buenos Aires, Atuel, 1996.

BATTILANA, Carlos, "Las marcas de la pasión. Fútbol, discurso y cultura". En Spiller, Roland (editor), Lateinamerika-Studien 36, Culturas del río de la Plata (1973-1995) Transgresión e intercambio, Universität Erlangen-Nüremberg-Zentralinstitut (06)- Sektion Lateinamerika.

CANTILO, Miguel-DURIETZ, Jorge, Once corazones, Buenos Aires, Teatro de la Ribera, 1999.

CASTAÑÓN RODRÍGUEZ, Jesús, "Gambetas que encandilan las pupilas", La Página del Idioma Español, Río de Janeiro, 21 de diciembre de 2000. (En http://www.el-castellano.com/diego.html)

CASTAÑÓN RODRÍGUEZ, Jesús, “Fútbol y tango”, Idioma y deporte, Valladolid, 15 de enero de 2001. (En http://www.idiomaydeporte.com/pages/tango.htm)

DI STÉFANO, Alfredo, Gracias, vieja, Madrid, Aguilar, 2000.

EDUARDO RAFAEL, "El deporte y Gardel", en Gardel Extra III ¡Qué los cumpla feliz, Troesma!, Los Ángeles, Tango Reporter, 1998.

"’El Pelusa’ triunfa en Argentina con un disco en el que relata su vida", La Voz de Asturias, Oviedo, 24/25 de diciembre de 2000.

FONTANARROSA, Roberto, "Wilmar Everton Cardaña, número 5 de Peñarol", en El mayor de mis defectos y otros cuentos, Buenos Aires, Ediciones de la Flor, 1997, págs. 55-64. (En http://www.efdeportes.com/efd17/leliag.htm)

GÁNDARA. Lelia, “Las voces del fútbol”, Lecturas: Educación Física y Deportes, Buenos Aires.

MARADONA, Diego Armando, Yo soy el Diego de la gente, Buenos Aires, Planeta, 2000.

MARADONA, Diego Armando, Yo soy el Diego de la gente. Sin censuras, Buenos Aires, Sony, 2000.

MARADONA, Diego Armando-DÚO PIMPINELA, Querida amiga, Buenos Aires.

NUEVO MILENIO, "Literatura, música popular y fútbol", Lecturas: Educación Física y Deportes número 17, Buenos Aires, diciembre de 1999. (En http://www.efdeportes.com/milenio/index.htm)

ROMANO, Eduardo, Las letras del tango, Antología cronológica 1900-1980, Córdoba, Editorial Fundación Ross, 2000.

SESSA, Aldo, Tango, Buenos Aires, Sessa Editores, 1999.

SUÁREZ OROZCO, M., "A study of Argentine Soccer: The Dynamics of its Fans and their Folklore", Journal of Psychoanalytic Anthropology volumen 5-1, 1982, págs. 7-27.

 


Publicite en Newsletter de PortalFitness.com que llega a 266.000 suscriptos. Más Info