Visita la Tienda de PortalFitness.com | Descuentos especiales a entrenadores y gimnasios | Click Aquí

PortalFitness.com - El portal de Fitness más visitado de habla hispana

Vinilo
Desde € 3,20
Discos de hierro y caucho
Desde € 4,20

Steps

Desde € 29,90

Pilates Reformer

Desde € 2535
Mancuerneros
Desde € 799
Iniciar Sesión | Tienda Fitness Rss de la Tienda de PortalFitnes.com | Artículos Rss de los artículos | Noticias Rss de las noticias | Videos Rss de los videos | Nutrición Rss de artículos de nutrición | Descargar Música Rss de Descargas legales y gratuitas de música | Foros Rss del Foro de PortalFitness.com | Red Social Rss de la Red Social de Fitness | Tips Rss de Tips de Fitness | E-books Gratuitos


  Bookmark and Share


Fitness10.com Shop

 
Buscar Productos


Síguenos en:

Síguenos en: Youtube Síguenos en: Facebook Síguenos en: Feedburner Síguenos en: Linkedin Síguenos en: Twitter Google+

 

UTILIZACIÓN DE CLAVES PARA EL RECUERDO Y LA RETROALIMENTACIÓN

Javier Alberto Bernal Ruiz (javierbernal1@wanadoo.es)

SITUACIÓN PRIMERA

Un joven atleta se encuentra en la pista de atletismo entrenando para el próximo evento en el que va a participar. El trabajo de hoy consiste en realizar series de 1000 m. a un ritmo de 3’20” cada una, lo que equivale a recorrer cada 200 m. en 40”, de modo que sus referencias de paso deberían ser:

 200 m.         à  40”

400 m.         à 1’20”

600 m.         à 2’

800 m.         à 2’ 40”

1000 m.       à 3’20”. 

El entrenador  considera que, teniendo en cuenta el momento de la temporada en la que se encuentra su pupilo, la cercanía de la competición, el trabajo acumulado, y el momento de forma del atleta, es la sesión idónea para realizar este trabajo que le servirá además como test pre competición. El atleta comienza a correr y realiza las dos primeras series a 3’18” y 3’21” respectivamente, márgenes de -2” y +1” que entran en los planes del entrenador.

En los primeros metros de la tercera de las series el entrenador observa que su atleta tiene bastantes fuerzas y está motivado en su trabajo, entusiasmo que le lleva a pasar por la referencia del 600 m. a 1’53”, siete segundos por debajo del tiempo estimado. Cuando el joven atleta se acerca a los 625 m., lugar donde está situado su entrenador, aún no ha corregido su elevado ritmo de carrera, y éste le realiza dos indicaciones. En primer lugar mueve ambas manos de arriba abajo de forma simultánea con las palmas mirando al suelo; en segundo lugar coloca su dedo índice sobre el reloj que tiene en su muñeca izquierda. El atleta ha comprendido el mensaje, comprueba su reloj y calcula los segundos que lleva de adelanto en esta serie, acomodando así su ritmo a uno más “tranquilo”, tal y como le indicó su entrenador con el primer gesto.

 Haber llegado a los 1000 m. en 3’10” o 3’12” en vez de en 3’20” podía haber terminado con el trabajo previsto para esta sesión al agotar una gran parte de las reservas del atleta.

SITUACIÓN SEGUNDA

Hemos asistido a un partido de fútbol entre dos equipos juveniles de dos colegios. El colegio Santo Cristo juega en casa y va ganando al C.P. La Libertad por dos goles a uno (2 – 1), además tiene la posesión del balón en su zona defensiva. Quedan cinco minutos de la segunda parte y el entrenador del C.P. La Libertad sale del banquillo y silba con su boca para llamar la atención de sus jugadores Cuando estos miran, él traza una línea imaginaria con su mano que atraviesa a los delanteros, y a continuación mueve la palma de su mano de atrás hacia delante, en dirección a la portería contraria.

 Tras la indicación del entrenador los delanteros avanzan sus posiciones y presionan a los defensores para intentar robarles el balón y marcar el gol del empate.

Seguro que al lector se le vienen a la mente decenas de situaciones parecidas a éstas que ha vivido directamente durante la práctica u observación de alguna actividad física. A pesar de eso rara vez nos paramos a pensar en la importancia de los gestos o palabras que utilizamos al darles instrucciones a nuestros alumnos o a nuestros pupilos sobre un ejercicio que deben ejecutar con el fin de ayudarles a mejorar su actuación. Lo mismo ocurre cuando les estamos ofreciendo los resultados de una evaluación después de haber realizado dicho ejercicio.

Como veremos a continuación mediante un ejemplo práctico, la utilización de “claves” (gestos y palabras preferentemente, aunque también pueden ser sonidos o información kinestésica), tiene grandes beneficios en diferentes campos de la enseñanza: organización, control, evaluación, tiempo de actividad…

¿Qué son las claves y para qué sirven?

Bajar Texto Completo

 


Publicite en Newsletter de PortalFitness.com que llega a 266.000 suscriptos. Más Info