Visita la Tienda de PortalFitness.com | Descuentos especiales a entrenadores y gimnasios | Click Aquí

PortalFitness.com - El portal de Fitness más visitado de habla hispana

Funcional / Deporte
Desde € 41,90
Pump Sets
Desde € 90
Kettlebells
Desde € 4,20
Mancuernas de Vinilo
Desde € 3,20
Discos de Caucho 28 mm.
Desde € 2
Iniciar Sesión | Tienda Fitness Rss de la Tienda de PortalFitnes.com | Artículos Rss de los artículos | Noticias Rss de las noticias | Videos Rss de los videos | Nutrición Rss de artículos de nutrición | Descargar Música Rss de Descargas legales y gratuitas de música | Foros Rss del Foro de PortalFitness.com | Red Social Rss de la Red Social de Fitness | Tips Rss de Tips de Fitness | E-books Gratuitos


Fitness10.com Shop

 
Buscar Productos


Síguenos en:

Síguenos en: Youtube Síguenos en: Facebook Síguenos en: Feedburner Síguenos en: Linkedin Síguenos en: Twitter Google+

 

Compendio de Musculación

Germán GarciaCurriculum Vitae del Autor

glg_63@yahoo.com.ar

Curso Gratuito de Musculación Deportiva

METABOLISMO DE LAS GRASAS O LÍPIDOS.

Las grasas representan una forma de reserva calórica, tienen un elevado valor energético y son el vehículo de las vitaminas liposolubles (A, D, E y K). Están compuestas de carbono, hidrógeno y oxígeno. Un gramo de grasa da 9 calorías. Dependiendo del numero de átomos de carbono en cada una de las cadenas de ácidos grasos se clasifican en: cadena corta, media y larga. La porción más importante de las grasas son los trigliceridos y los fosfolipidos, de ellos son los mas interesantes las lecitinas, que están formadas por moléculas de colina e inositol, que al impedir la precipitación de las grasas en la sangre previenen las subidas del colesterol; además de favorecer la  metabolización de las grasas ejercen una acción de protección hepática y de las vitaminas del grupo B.

Por estas definiciones en toda dieta de adelgazamiento debe recomendarse la toma de lecitina, en períodos de toma y descanso.

Las grasas en la digestión son emulsionadas por la bilis y las lipasas, dando como productos finales glicerina y ácidos grasos, los que una vez absorbidos sufren en el hígado un proceso de hidrólisis, separándose los ácidos biliares de los grasos, que se unen a la glicerina formando grasas orgánicas: trigliceridos, colesterol, fosfolipidos, ácidos grasos no esterificados, todos ellos con la función primordial de generar energía.

En estos últimas años su posible implicación en la aparición de enfermedades cardiovasculares ha despertado enorme interés, especialmente el de las grasas saturadas y el colesterol. En general, se estima que cifras de colesterol por encima de los 250 mg\ml y de triglicéridos por encima de los 125 mg\ml suponen un riesgo de enfermedad cardiovascular, si bien no se pueden tomar estos datos como absolutos.

Un aspecto siempre muy discutido, y al que se ha dado la mayor relevancia, es el grado de saturación de las grasas. Sin entrar en grandes tecnicismos, conviene tener cierto conocimiento en este tema:

las grasas saturadas parecen tener una cierta influencia sobre el incremento de colesterol en el suero sanguíneo; las grasas liquidas presentan un predominio de la instauración y las grasas solidas al contrario. En general, las procedentes de peces y vegetales oleaginosos son predominantemente insaturadas, mientras que las procedentes de animales son saturadas. Las grasas vegetales, si se calientan excesivamente, también pasan a ser saturadas.

Aparte de su elevado valor energético, este nutriente es de gran importancia por su aporte en factores vitamínicos(ácidos grasos esenciales), ya que se trata de componentes indispensables de la alimentación: son los ácidos linoleico y araquidonico, conocidos en conjunto como factores vitamínicos f, aunque este termino ya esta en desuso. En su catabolismo, las grasas endocelulares se desdoblan nuevamente, la glicerina sigue el destino de los glúcidos y los ácidos grasos se oxidan, dando lugar a co2 y h2o, con liberación de gran cantidad de energía. Si esta combustión es incompleta se forman cuerpos cetonicos que serán luego eliminados siempre y cuando no se supere la capacidad que tiene el cuerpo para esta función; caso contrario se tornan tóxicos.

Celulitis

Todos han oído hablar de lo que esto implica; el flagelo que las mujeres mas temen, pero que también ataca a los hombres.

Expertos y estudiosos del tema aseguran que, técnicamente hablando, la celulitis no existe: no se encuentra en diccionarios o jornales médicos, ni revistas especializadas.

*- La asociación médica americana difunde llanamente que no existe condición médica conocida o descrita como "celulitis".

*- La administración de alimentos y drogas americana, afirma que celulitis es "grasa sobre grasa"; una doble capa de grasa tal vez, pero grasa al fin.

*- De acuerdo con la saciedad médica de nueva york, "la grasa es grasa, no importa donde aparezca". Los libros sobre celulitis solo son un comercio.

La pregunta que se desprende es: ¿si la celulitis no existe, entonces que son esos bultos y pocitos estilo "queso cottage" que se localizan en lugares selectivos?.

De acuerdo con muchos y renombrados investigadores de los últimas tiempos, existen tantas hipótesis y tan pocas conclusiones confiables que describir con fundamentación científica y certera a la celulitis no ha podido ser, hasta hoy, tarea de profesionales serios y respetados.  Científicos de la universidad de Cornell (USA) afirman que: "esos pocitos que se ven en la piel son, básicamente, la grasa normal del individuo, pero acumulada en forma anormalmente abundante". Los pocitos aparecen en zonas donde se da una circulación sanguínea deficiente, que impide el desarrollo normal de las células grasas. Como resultado estas sufren un deterioro importante formando la conocida "piel de naranja".  Algunas rodeando los fatty pockets (cúmulos o bolsas grasas), hundiéndose luego y provocando así esa formación similar al "queso cottage".

Los orígenes:

La celulitis puede ser una obsesión norteamericana, pero sin embargo no se les adjudica su invención. El concepto de celulitis nace alrededor del 1900 en europa, aunque el termino se popularizo en América recién hacia 1973, con la publicación de un libro llamado:" celulitis: esos bultos que no pudo perder hasta ahora" escrito por la conocida Nicole Ronsard, directora de un famoso salón de belleza llamado "Manhattan".  El libro de Ronsard presentaba un programa de tratamiento contra la celulitis basado principalmente en la desintoxicación del organismo a través de una dieta, ejercicio, respiración, masajes y relajación, junto con una explicación factible sobre la celulitis, pero para los entendidos en la materia sin fundamento científico alguno que la avalara. Esta teoría decía que: "la celulitis es tejido conectivo que sostiene las células grasas debajo de la piel, que se ha atrofiado con exceso de agua (retención de liquido) y con elementos tóxicos que no han podido ser eliminados adecuadamente por el hígado, los riñones y otros órganos. Estas toxinas se endurecen y se combinan con mas grasa y mas agua, para crear pequeñas acumulaciones en forma de bolsas de una sustancia gelatinosa que forma los bultos y crea la celulitis".

Según la administración de alimentos y drogas americana, esta explicación "irracional y poco científica" va en contra de por lo menos dos factores: primero, que los desperdicios y toxinas no se acumulan específicamente en ninguna parte del cuerpo; y segundo, que cualquier retención de toxinas en el organismo alerta al médico de la existencia de serios problemas de salud, tales como enfermedades del riñón y de los intestinos. "Una persona que retiene toxinas puede estar muy enferma, y puede morir si no es tratada adecuadamente y a tiempo". El comité médico de Nueva York (USA) esta de acuerdo con este juicio y agrega: "presentar a la celulitis como una enfermedad del hígado y por asociación de los riñones, intestinos y piel, es una distorsión científica y demuestra total desconocimiento sobre fisiopatologia. Hasta hoy nadie ha sido capaz de demostrar la relación de tejido adiposo y celulitis. Biopsias tomadas en varios centros de investigación, demuestran que la grasa o tejido adiposo y el tejido que forma la celulitis no encuentran diferencia alguna en su composición y estructura celular. Esto no sugiere que todas las células grasas sean metabolicamente mas activas que otras. Todas ellas poseen varios receptores metabólicos que pueden verse influenciados por varios factores, entre ellos hormonas, estrés emocional y tensión, medicamentos, nicotina y, hasta cierto punto, agentes metabolicamente activos en los alimentos, tales como la cafeína y el alcohol. La interacción de estos agentes puede llegar a alterar la superficie de algunas células de tal forma que el hecho resulta exteriorizado en la presencia de pequeños bultitos.

Según estudios realizados en la u.C.L.A. (Usa), "no es un tipo diferente de grasa, pero si una situación en la que las células grasas han reaccionado de forma diferente al funcionamiento interno del organismo". Los científicos agregan en sus investigaciones que:

"La celulitis es un proceso causado por la afectación del tejido celular subcutaneo, de etiologia desconocido y en cuya formación se advierte: inflamación, edema, degeneración o engrosamiento de fibras colágenas, y aparición de nódulos adiposos; la exploración muestra que la piel esta engrosada y adherida a los planos profundos, sobre los que no se desliza, dando el aspecto de piel de naranja".

Por razones y factores hormonales y genéticos, las mujeres son mas proclives a esta patología que los hombres, quienes a lo sumo almacenan sus depósitos de grasa en la zona del abdomen. Las mujeres además tienen células grasas más voluminosas y piel mas delgada, lo que ayuda a hacer mas evidente el defecto en cuestión. El tejido conectivo debajo de la piel femenina forma grandes agrupaciones de células grasas de formas circulares, mientras que los hombres forman agrupaciones mas pequeñas y de forma poligonal.

La celulitis puede no existir, pero sin duda hay infinidad de tratamientos que aseguran curas milagrosas, financiadas por consumidores desconocidos que harían cualquier cosa por deshacerse de ese flagelo, considerado por algunas mujeres peor que una enfermedad mortal. Lo cierto es, que la celulitis se origina en un contexto hormonal con características de herencia genética, que puede presentarse en individuos con mucho sobrepeso como en quienes están en su peso normal o por debajo de este.

Ataca sin distinción de edad, sin embargo se cree que aparece con los cambios hormonales importantes en la mujer, como la pubertad, el embarazo y la menopausia. Una dieta equilibrada junto al ejercicio y una vida sana pueden ayudar a mejorarla y tal vez existan algunos -aunque no muchos- métodos que ayuden a detener su desarrollo por cierto tiempo.  Pero nada la cura o evita su aparición y en el momento en que se interrumpa el tratamiento ocasional, la situación volverá a su estado original y seguirá o no avanzando, dependiendo de cada uno y de su organismo.

Por lo tanto, lo mas adecuado es no dejarse embaucar por comerciantes que lejos de obrar un milagro, buscan obtener dinero con promesas e ilusiones falsas.

Seguir una línea de conducta adecuada tanto con la alimentación como con la actividad física es un punto básico para lograr un mejor estado psicofisico general. Y practicar ejercicios de tonificación con sobrecargas adecuadas y complementado con algún aeróbico, es la mejor manera de reducir el tejido adiposo de todo el cuerpo.

Colesterol:

El colesterol es una sustancia cerea que se encuentra en todas las células corporales. Se trata de un componente de las membranas celulares y un precursor de ciertas hormonas. El colesterol producido por el hígado es esencial para la vida. Solo lo contienen los productos animales como la carne y los lácteos, pero no se encuentra entre los vegetales. Por eso, los vegetarianos estrictos no lo consumen, pero su cuerpo puede fabricarlo para suplir sus necesidades.

El colesterol pertenece a una familia de compuestos, llamados lípidos, entre los cuales están las grasas y los aceites. Una de las características de los lípidos es que no se disuelven en agua o en la sangre. Para superar esa limitación el cuerpo enlaza los lípidos a unos "correos" especiales, llamados lipoproteinas, cuya aleación resulta soluble en el agua y permite su transporte en el torrente sanguíneo.  Hay crecientes evidencias que el tipo de lipoproteinas en que aparece el colesterol juega un papel crucial en predecir el riesgo de enfermedad coronaria. El colesterol sanguíneo y las lipoproteinas se miden en términos de miligramos por decilitro. El nivel promedio de colesterol para una persona normal (varia según la edad, sexo, hábitat, etc.) Del sexo masculino, es de unos 215 miligramos por decilitro.

Los científicos dividen las lipoproteinas en cinco categorías. Entre estas, las de baja densidad (LDL) y las de alta densidad (HDL) poseen la relación mas evidente con el riesgo de problemas cardíacos. La LDL transporta mas colesterol que cualquier otro tipo de lipoproteina.

Un nivel elevado de LDL esta asociado con el riesgo de enfermedad coronaria, por eso al LDL se lo llama "mal colesterol". Los niveles de LDL entre 100 y 149 mg/dl están asociados con un riesgo bajo de enfermedad coronaria. Un nivel de 160 mg/dl se considera demasiado alto.  Por otra parte el HDL es el "buen colesterol" porque, en grandes cantidades parece disminuir el riesgo de enfermedad coronaria. Se piensa que el HDL transporta el colesterol desde los órganos hacia el hígado, donde puede ser desleido y eliminado. Un nivel de HDL de 51 a 7 4 mg/dl esta considerado como deseable. Los expertos opinan que niveles por debajo de 35 mg/dl son muy bajos.

Por ello, muchos médicos actuales opinan que no es bastante con medir el nivel del colesterol total de los individuos, también hay que hacerlo con las lipoproteinas de baja y de alta densidad. Ciertas personas pueden tener un nivel elevado de colesterol total, pero si su nivel de HDL es alto podemos considerarlo como que tienen pocos riesgos de enfermedad coronaria. Contrariamente si el nivel de colesterol total es bajo, pero el de hdl es también igual, los riesgos del paciente son elevados. La relación entre el colesterol total y las lipoproteinas de alta densidad (HDL) es tan importante como los valores de ambas sustancias, por lo que ahora hay un numero creciente de expertos que calculan el ratio del colesterol total respecto al HDL. Por lo general, cuanto mas bajo sea el ratio, todo va mejor.

Las lipoproteinas de muy baja densidad transportan algo de colesterol, pero sobre todo trigliceridos, una forma de grasa sanguínea que ha estado implicada en el desarrollo de la placa de las paredes arteriales. Sin embargo, la relación con los trigliceridos con el riesgo de enfermedad cardiaca no esta aun muy clara y a menudo se piensa que esta de acuerdo con los niveles del resto de las lipoproteinas. Pero una presencia notable de trigliceridos en sangre tiene relación con el aumento del riesgo cardíaco en las mujeres, y a menudo se haya en conjunción con niveles bajos de HDL en ambos sexos.

La mayor parte de los médicos opinan que la combinación de muchos trigliceridos con niveles bajos de lipoproteinas de alta densidad (HDL) es indicio de alto riesgo de enfermedad coronaria.

Los trigliceridos que aparecen en las lipoproteinas de muy baja densidad (LDL) están fabricados por el hígado a partir de alimentos que contribuyen al exceso de calorías, como el alcohol, las grasas y los dulces. Por lo tanto, una forma de disminuir el nivel de trigliceridos es manteniendo un peso corporal idóneo. Los ejercicios no solo bajan los niveles de trigliceridos sino que aumentan los de HDL, sirviendo así como doble protección contra enfermedades cardiacas.  También ayudan a perder peso, eliminando otro factor de riesgo cardíaco.  

Acción e Inserción | Etimología | Recomendaciones | Bioadaptación | Bibliografía | Biomecánica | Complemento deportivo | Contracción Muscular | Cuerpo y movimiento | Decálogo | Equipos | Fuerza en la infancia | Dolores musculares| Gimnasios | Hormonas | Equilibrio orgánico | Fuerza muscular | EntrenamientoCircuito | Contracción muscular | Flexibilidad | Gimnasios  y maquinaria | Heavy Duty | Hipófisis | Alimentación | Intercambio vital | Lesiones | Metabolismo | Metabolismo | Minerales | Motivación | Normas | Orbotron | Paradoja de Lombard | Periodización anual | Preguntas | Ejercicios de musculación | Sobrecarga | Principios del entrenamiento deportivo | Proceso de adaptación de los músculos | Envejecimiento | Irrigación muscular | Aeróbicos o pesas | Retención hídrica | Sistema nervioso | Sobreentrenamiento | Stress | Suplementos Farmacológicos | Vitaminas


Publicite en Newsletter de PortalFitness.com que llega a 266.000 suscriptos. Más Info