Visita la Tienda de PortalFitness.com | Descuentos especiales a entrenadores y gimnasios | Click Aquí

PortalFitness.com - El portal de Fitness más visitado de habla hispana

Vinilo
Desde € 3,20
Discos de hierro y caucho
Desde € 4,20

Steps

Desde € 29,90

Pilates Reformer

Desde € 2535
Mancuerneros
Desde € 799
Iniciar Sesión | Tienda Fitness Rss de la Tienda de PortalFitnes.com | Artículos Rss de los artículos | Noticias Rss de las noticias | Videos Rss de los videos | Nutrición Rss de artículos de nutrición | Descargar Música Rss de Descargas legales y gratuitas de música | Foros Rss del Foro de PortalFitness.com | Red Social Rss de la Red Social de Fitness | Tips Rss de Tips de Fitness | E-books Gratuitos


  Bookmark and Share


Fitness10.com Shop

 
Buscar Productos


Síguenos en:

Síguenos en: Youtube Síguenos en: Facebook Síguenos en: Feedburner Síguenos en: Linkedin Síguenos en: Twitter Google+

 

Compendio de Musculación

Germán GarciaCurriculum Vitae del Autor

glg_63@yahoo.com.ar

Curso Gratuito de Musculación Deportiva

Metabolismo de las proteínas. Parte II

Página 2 de 2

La conclusión es que si para todo individuo la proteína constituye un nutriente indispensable por sus funciones de regeneración tisular, compensando las células destruidas con la actividad metabólica normal, para el atleta, por la creación de nuevos tejidos musculares por el ejercicio físico, es imprescindible consumir una ración extra, siendo una cifra aconsejable la de 1,5 a 2 gramos por kilogramo de peso corporal por día; es decir, un atleta de 80 kilos debe ingerir diariamente un promedio de 120 a 160 gramos de proteína, y esta cantidad puede incrementarse en períodos de competición para atletas de fuerza a tres gramos por kilogramo por día.

Para poder ingerir estas cantidades de protidos resulta muy conveniente que parte de ellos procedan de productos aislados y no todos de los alimentos, puesto que las cantidades de estos a ingerir serían altas y de difícil digestión.

Otro factor muy importante a tener en cuenta es que el máximo de proteínas asimilables en una sola comida no es superior a los 40 o 50 gramos, por lo que toda cantidad superior a esta que se ingiera en una sola toma no será aprovechada, por otro lado, también hemos de tener en cuenta que la proteína una vez digerida e hidrolizada es absorbida a nivel intestinal en forma de aminoácidos, que pasan a sangre circulante, y a partir de esta nutren las células de los distintos tejidos, entre ellos el tejido muscular. Mientras haya aminoácidos en sangre circulante, los tejidos se nutrirán y regeneraran en forma óptima, cosa que no ocurrirá cuando el nivel de aminoácidos baja; esto ocurre aproximadamente a las cuatro horas de haber ingerido los alimentos, y a partir de este momento los aminoácidos que no han sido asimilados se van eliminando o deteriorando y es necesario hacer una nueva ingestión de alimentos proteicos para que el nivel vuelva a subir. Los dos factores anteriormente expuestos (capacidad de asimilación en un solo proceso digestivo y nivel óptimo de aminoácidos en sangre circulante) nos permite establecer unas normas básicas: la ingestión de proteínas debe ser repartida uniformemente en las distintas comidas del día, debiendo ser estas por lo menos cuatro, aunque alguna de ellas consista solo en un batido de algún producto proteico, en agua, leche u otro liquido.

Como resumen a todo lo expuesto, podemos establecer las siguientes conclusiones:

_ El atleta debe ingerir diariamente 1,5 a 2 gramos de proteína  por kilogramo de peso corporal.

_ Del total de proteínas a ingerir, un máximo de 100 a 120 gs procederán de los alimentos convencionales, el         resto, por motivos digestivos y de asimilación, procederán de productos complementarios.

_ El máximo de proteínas a ingerir en una sola comida no debe sobrepasar los 60 gs. Siendo la cifra ideal la de         35 a 40 gramos.

_ Para mantener un óptimo nivel de aminoácidos en sangre circulante y, por tanto, una mejor nutrición del tejido muscular, es imprescindible ingerir cierta cantidad de proteína cada cuatro horas.

El metabolismo de las proteínas es debido al ataque de las mismas por las proteasas, desdoblandolas nuevamente en aminoácidos, que por oxidación dan como productos finales de deshecho CO2, H2O y amoníaco (NH3), este no es tolerado por la sangre, por lo que se transforma en carbonato amonico, que en el hígado es transformado en urea, que se expulsa por la orina. Cuando el riñón no filtra toda la orina formada, esta se acumula en sangre, dando lugar al temido estado uremico.  Sobre el metabolismo de los nucleoproteidos, formados por la unión de una proteína y un ácido nucleico, diremos, en síntesis, que mediante acciones metabólicas complejas llegan a convertirse en ácido urico, que se expulsa por la orina, provocando, cuando se acumula en sangre, la uricemia y el artritismo.

Cuando el organismo recibe demasiadas proteínas o aminoácidos en forma libre, no es capaz de asimilarlas; en este caso además se inhibe el almacenamiento de glucógeno, que es el combustible de la actividad muscular. Por su parte, los carbohidratos se convierten en glucógeno rápido y fácilmente, por lo que una dieta con alto porcentaje de aminoácidos (en forma de proteínas) y bajo contenido de H.G. No contribuirá con el almacenamiento de glucógeno. Esto quiere decir que las posibilidades de aumento de la resistencia y el volumen con el consecuente incremento de la potencia disminuyen.

El bloqueo del ciclo de urea en el hígado es otro de los problemas que las proteínas animales en exceso acarrearan al organismo cuando los aminoácidos son procesados. El hígado elimina urea no tóxica (urea-ornitina) que después es filtrada y eliminada por los riñones.

Es muy frecuente que los que consumen mucha carne sufran los síntomas característicos de un aumento de amoníaco que se traduce en jaquecas, irritabilidad, mala concentración, nauseas, diarrea, confusión, etc. En los atletas puede ser problematico, ya que un aumento inconveniente del nivel de urea por un exceso de proteínas previo a la competencia le puede acarrear fatiga muscular por intoxicación uremica a nivel sistema nervioso y consecuentemente muscular.

En algunos casos esto se podrá corregir con suplementación de manganeso, magnesio o arginina, útiles para activar el ciclo de la urea; también ciertos ácidos como el cítrico y el aspartico suelen utilizarse para detoxificar el amoníaco y generar energía celular.

También en estos casos debe cuidarse el equilibrio, puesto que un

exceso de estos suplementos puede generar tal aumento de la energía que lleva a irritar el sistema nervioso y el individuo se torna hiperactivo. La carnitina es otro aminoácido importante, que ayuda a los músculos a utilizar la grasa como fuente de energía. El cuerpo la elabora a partir de la lisina y la vitamina C, y su deficiencia se manifiesta con debilidad muscular, fatiga precoz, deseos de comer carnes rojas, altos índices de grasa en sangre e imposibilidad de bajar de peso. Otra posibilidad de caer en desequilibrio se encuentra en el alto consumo de arginina, ya que esta a su vez consume demasiada lisina, provocando así un déficit relativo de carnitina.

Debilidad muscular y fatiga son también indicadores de que este fenómeno puede estar ocurriendo.

Los análisis de aminoácidos pueden evitar todos estos desequilibrios y delatar desordenes potenciales en los tejidos, alteraciones que podrán afectar la actividad y estabilidad de articulaciones, ligamentos espinales, discos intervertebrales, y consecuentemente el pinzamiento de nervios derivando de esta manera en neuritis, neuralgias, etc.

También por medio de los aminogramas se pueden descubrir perdidas de hidroxiprolina e hidroxilina, dos aminoácidos fundamentales en la composición de los ligamentos y tendones; cuando esto se detecta a tiempo se tomaran las medidas necesarias para evitar lesiones ya que el margen de riesgo es mayor.

Todo esto nos da la pauta que para planificar una suplementación alimenticia para un deporte definido, individuo determinado y tipo de entrenamiento especifico, es necesario efectuar aminogramas en forma constante, para de esta manera ir detectando las variantes metabólicas que se producen en el organismo de un individuo en particular que es distinta a las variantes que el mismo estimulo produce en otro individuo.

Acción e Inserción | Etimología | Recomendaciones | Bioadaptación | Bibliografía | Biomecánica | Complemento deportivo | Contracción Muscular | Cuerpo y movimiento | Decálogo | Equipos | Fuerza en la infancia | Dolores musculares| Gimnasios | Hormonas | Equilibrio orgánico | Fuerza muscular | EntrenamientoCircuito | Contracción muscular | Flexibilidad | Gimnasios  y maquinaria | Heavy Duty | Hipófisis | Alimentación | Intercambio vital | Lesiones | Metabolismo | Metabolismo | Minerales | Motivación | Normas | Orbotron | Paradoja de Lombard | Periodización anual | Preguntas | Ejercicios de musculación | Sobrecarga | Principios del entrenamiento deportivo | Proceso de adaptación de los músculos | Envejecimiento | Irrigación muscular | Aeróbicos o pesas | Retención hídrica | Sistema nervioso | Sobreentrenamiento | Stress | Suplementos Farmacológicos | Vitaminas


Publicite en Newsletter de PortalFitness.com que llega a 266.000 suscriptos. Más Info